Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 CUNDINAMARCA 1580 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Itinerario del atentado a san Juan Pablo II

Fuentes del Vaticano refieren que el 13 de mayo de 1981 la plaza de San Pedro estaba inundada de fieles: de 30 a 40 mil romanos y peregrinos para escuchar la audiencia que no llegó a celebrarse. El Papa, vestido de blanco, entró en su “jeep” blanco y pasó, como siempre, junto a las vallas saludando a los presentes. Apenas había terminado de dar la primera vuelta, cuando sucedió el atentado a las 17:17 horas; “cuatro-cinco disparos en rápida sucesión”. La inmensa multitud quedó atónita y sumida en la más profunda consternación. La única reacción común fue la plegaria. Los altavoces explicaron lo acaecido y la inmensa asamblea, de pi comenzó a rezar. La voz del Vicario de Cristo no llegó a oírse; flaqueó y cayó sangrando en brazos de Don Estanislao, su secretario.

“No puedo menos de referirme al día 13 de mayo”, dijo san Juan Pablo II, el 7 de octubre de 1981 cuando reanudó las audiencias de los miércoles:

- Patrocinado -

“La divina Providencia me salvó milagrosamente de la muerte. El que es único Señor de la vida y de la muerte me prolongó esta vida; en cierto sentido, me la dio de nuevo.”

En el primer radiomensaje, vacía la ventana del estudio papal, cuatro días después del sacrílego atentado, en la plegaria mariana del “Regina Coeli”, en conmovedoras palabras desde el lecho del dolor, primero rezó “por el hermano que me ha herido, al cual he perdonado sinceramente”. Miles de personas, reunidas a esa hora en la plaza de San Pedro, escuchaban profundamente emocionada la alocución papal. El 27 de diciembre de 1983 entró a la celda para abrazar al joven que quería asesinarle.

Durante su estancia en el hospital Policlínico Gemelli, a donde el día siguiente de su elección a la Cátedra de Pedro, lo visitó y “dije: Quiero “que mi ministerio papal se apoye sobre todo en los que sufren” (Regina caeli, 24/05/1981), le vino al Sucesor de Pedro “con frecuencia a la mente” dos citas de los Hechos de los Apóstoles:

“La Iglesia oraba insistentemente a Dios por él” (12, 5)

“Ahora me doy cuenta de que realmente el Señor ha enviado su ángel y me ha arrancado de las manos de Herodes y de toda la expectación del pueblo judío”» (12, 3-11).

En dicha audiencia del 7 de octubre de 1981, “apartado y destinado a la muerte”, el papa dijo haber “experimentado la eficacia de las oraciones de la Iglesia. Lo experimenté inmediatamente: de parte de los que estaban reunidos para la audiencia general que no se pudo celebrar. a medida que la noticia del atentado se divulgaba a través de los medios de comunicación por todo el mundo”.

Oraron todos, “los hermanos ortodoxos y protestantes, los seguidores de Moisés y de Mahoma. Y otros muchos. Así es. Me he hecho todavía más deudor de todos.”

El papa recordó que el atentado “tuvo lugar el día y a la hora en que, hace más de 60 años, se recuerda en Fátima, Portugal, la primera aparición de la Madre de Cristo a los pobres niños campesinos”.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes