Baba advirtió eventos futuros como el fin del hambre para 2028, la colonización de Marte en 2256 y que la Tierra se hará inhabitable a partir del 2341. Imagen: mundoesotericoparanormal.com

Esta mujer originaria de Macedonia, psíquica invidente llamada Baba Vanga, predijo el ataque terrorista a las Torres Gemelas en Nueva York el 11 de septiembre de 2001, el crecimiento del Estado Islámico (ISIS), el Brexit y la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca entre otros acontecimientos.

Vanga falleció cuando tenía 85 años, pero sus predicciones para el 2019 están vigentes. Al año que está por comenzar le llamaba “el final de la primera década del siguiente siglo”.

Para el 2019 predijo que habrá muchos eventos que cambiarán la vida de millones de personas. Baba pronosticó que en el próximo año se producirán terremotos masivos, un tsunami arrasará con algunas partes de Asia, Rusia será golpeada por un meteorito gigante y llegará el colapso económico a Europa.

Le puede interesar: Hoy: Gran Final de la Liga Águila 2018-II

Por otro lado la mística aseguró que habrá un intento de asesinato para Vladímir Putin desde un integrante de su equipo de seguridad y el mandatario estadounidense, Donald Trump, se enfermará de un misterioso padecimiento que le causará problemas de audición presentando síntomas como náuseas, otitis, traumas en el cerebro y pérdida de la audición.

También se dice que Vanga había previsto el Brexit cuando señaló que Europa, tal como la conocemos, “dejará de existir” para fines de 2016, y advirtió sobre el surgimiento de un ejército musulmán extremista que invadiría Europa, lo que se ha interpretado como la llegada de ISIS.

Baba advirtió eventos futuros como el fin del hambre para 2028, la colonización de Marte en 2256 y que la Tierra se hará inhabitable a partir del 2341. Finalmente cabe resaltar que no todas las predicciones de esta invidente se han cumplido como por ejemplo, cuando mencionó que con la llegada del mandatario Barack Obama se acabarían los presidentes, ya que él sería “el último presidente estadounidense”, lo que llevó a algunos a creer que Donald Trump nunca juraría.