Koppert Biological Systems

Los expertos de la Universidad Nacional que fueron invitados a Agroexpo 2019 se refirieron al futuro de la entomología, consumo de insectos por los humanos. Su elevado nivel de proteína, grasas y vitaminas que contienen estos animales hace que el humano los incorpore en su alimentación.

La profesora Karol Bibiana Barragán, directora del Centro de Investigación de Artrópodos Terrestres de la UNAL, dijo que desde hace varios siglos la entomófaga es una conducta alimentaria de los humanos que se ve principalmente en regiones de Asia, África y América Latina.

Feliz Navidad y venturoso 2020 les desea UNIMINUTO Radio

“Por ser especies de sangre fría, los insectos son muy eficientes en la conversión de alimentos. Las tasas de conversión alimento-carne pueden variar según el animal, pero en promedio los insectos pueden convertir 2 kg de alimento en 1 kg de masa de insecto, mientras que el ganado requiere 8 kg de alimento para producir 1 kg de aumento de peso corporal”, dijo.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indica que cerca de 1.000 especies de insectos hacen parte del alimento humano. Sin embargo, esta cifra sigue en aumento a medida que se conocen más estudios sobre estos.

Las comunidades indígenas se sostienen de larvas provenientes de varios escarabajos, fuente de alimentación y lo que a su vez contribuye a conservar las especies de plantas que están en peligro de extinción.

“En la Amazonía estas larvas son consumidas por los tikuna, yagua y bora, entre otras comunidades indígenas, que las consideran una gran herencia cultural. Así mismo es un plato exótico para los faraones, ya que, aunque se pueden consumir crudas, también la asan envueltas en hojas de plátano, e incluso en algunos restaurantes las ofrecen en su carta o menú” explica la docente.

El uso de insectos a una gran proporción como ingrediente en la composición de alimentos es viable y en este sentido ya hay empresas que están trabajando sobre esa opción.

“Además de proporcionar proteínas y nutrientes de alta calidad son especialmente importantes como complemento alimenticio, ya que la mayoría de las especies de insectos contienen niveles elevados de ácidos grasos. También son ricos en fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y zinc”.

Mientras las investigaciones siguen en proceso, productores en China, España, Sudáfrica y los Estados Unidos ya están criando a grande escala moscas para la acuicultura y los alimentos secos de las aves de corral, a través de la bioconversión de residuos orgánicos.

Muchas personas se preguntan por el peligro de consumir insectos, sin embargo, aún no se conocen casos de transmisión de enfermedades o parasitoides a humanos, siempre y cuando antes de consumirlos sean manipulados con la misma higiene que requiere otro producto alimenticio.

Ficha de búsqueda
No solo de hormigas culonas se alimenta la gente, hay más opciones
Nombre del artículo
No solo de hormigas culonas se alimenta la gente, hay más opciones
Descripción
El alto nivel de reproducción de los insectos aprovecha al máximo los nutrientes de su entorno para convertirlos en proteínas, vitaminas y grasas, lo que se volvió un alimento tradicional.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo