Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

PEF, una alternativa para reducir la contaminación plástica

Este plástico de origen vegetal, conocido como furanoato de polietileno, podría sustituir al PET y contaminar menos.

Material elaborado a partir de azúcares vegetales en lugar de polímeros de origen fósil, permitirá fabricar envases que se degradan en tan solo un año y podría reducir drásticamente la contaminación ambiental por plásticos.

Empresas como Coca-Cola, Donane y Carlsberg incoporarian en algunos de sus productos este material de origen vegetal llamado furanoato de polietileno o PEF, para mitigar en un futuro próximo el daño ambiental que ha ocasionado la contaminación del plástico.

- Patrocinado -


El proyecto lo impulsa la compañía de productos químicos renovables y sostenibles Avatium, con sede en los Países Bajos.

“En la producción del plástico de las plantas se utilizaran los azucares extraidos de trigo, maíz y remolacha, cultivados de forma sostenible”, aseguró Tom van Aken, director ejecutivo de Avantium, con sede en Ámsterdan.

En el mundo se produce al año unos 300 millones de toneladas de plástico a partir de combustibles fósiles, los cuales generan un alto nivel de contaminación. Además, la mayor parte de ese plástico no realiza un proceso de reciclaje y termina por contaminar los océanos con residuos que pueden tardar siglos en descomponerse dijo Avantium.

Estas iniciativas buscan desestimular el consumo de los plásticos y promover políticas que los prohíban como pasa en Canadá, Chile. México y Colombia.

“Este nuevo plástico vegetal, es lo suficientemente resistente como para que botellas de este material contengan bebidas carbonatadas, tiene credenciales de sostenibilidad medioambiental muy atractivas, porque no utiliza combustibles fósiles, puede reciclarse e incluso se degradaría en la naturaleza mucho más rápido que los plásticos normales” explicó Van Aken.

Los ensayos han probado que el PEF se descompone en el transcurso de un año usando un proceso de degradación orgánica controlada y tarda unos años más en degradarse si se mantienen en condiciones normarles expuesto al ambiente y al aire libre, aunque lo ideal es reciclarlo, según Van Aken.

“El proceso de fabricación tendrá lugar en una biorrefinería, donde se dividirán los azucares provenientes de plantas de cultivos sostenibles en unas estructuras químicas más simples que luego se podrán reorganizar para conformar el nuevo plástico a base de plantas. Podría llegar a las góndolas de los supermercados en forma de envases y botellas en 2023”, aseguró el director de Avantium.

Producirán unas 5.000 toneladas anuales de este plástico de plantas, aumentando su producción a medida que lo requiera la demanda.

Según estudios realizados por la Universidad de Utrecht, se estima que en el futuro un 85% de los plásticos podrían ser sustituidos técnicamente por aquellos elaborados de forma biológica.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes