Foto: MX Político

Varias ciudades de Venezuela, incluidas amplias zonas de Caracas, amanecieron este martes sin servicio eléctrico, lo que obligó al Gobierno a suspender las actividades laborales y educativas por un día.

La oposición venezolana afirma que el Gobierno de Maduro es el responsable de los fallos en el sistema y ha señalado que la ineptitud y la mala gestión de los millonarios recursos destinados al sector eléctrico son las causas reales de estos cortes. Ciudades como Maracaibo y Barquisimeto, ambas en el oeste de la nación sudamericana, así como Valencia, en el centro, amanecieron sin el servicio.

El Gobierno de Nicolás Maduro afirmó que el segundo apagón que está sufriendo Venezuela en lo que va de jornada fue el resultado de otro ataque contra la hidroeléctrica del Guri, la principal del país. “Se perpetró exactamente a la 21.50 de la noche (01.50 GMT del martes) un ataque de magnitud en el patio de los autotransformadores de la central hidroeléctrica Guri, estamos evaluando en este momento el alcance del daño que se generó allí”, dijo el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez a la televisión local.

Hace dos semanas el Gobierno de Maduro atribuyó el apagón a un sabotaje a la sala de control de la central hidroeléctrica de Guri, y que hubo ataques “electromagnéticos” contra el sistema eléctrico.

Maduro asegura que la oposición política, con apoyo de Estados Unidos, busca dejar en tinieblas al país para sembrar el caos y desbancarlo. Esa misma tesis fue esgrimida para justificar uno de los mayores apagones que afectó a principios de marzo a casi todo el país.

Especialistas aseguran, sin embargo, que los cortes de luz son producto del deterioro en las instalaciones por la prolongada falta de mantenimiento e inversión en el sistema eléctrico desde que, en 2007, el fallecido presidente Hugo Chávez nacionalizó el sector.