Foto de: Getty Images

Se publicó el ranking del Indice de Percepción de la Corrupción (IPC) del 2017, que da cuenta de la sensación de corrupción a nivel mundial.

Colombia infortunadamente ha descendido seis puestos en el ranking que acoge a 180 países, actualmente se ubica en el puesto número 96 de la lista realizada por Transparencia Internacional (TI).



Muy probablemente esta recaída, se pueda atribuir, en parte a la recepción de nuevos países en el listado y la evolución de otros países en este aspecto, incluyendo también la sensación por parte de los colombianos que cada vez más sienten el peso de la corrupción que ha perpetrado hasta en los más altos cargos públicos. A parte de ocupar un puesto, también se debe tener en cuenta el puntaje otorgado que está entre 0 a 100, siendo 0 un país totalmente corrupto y 100 un país libre de corrupción; lo cual lleva a Colombia a obtener 37 puntos sobre 100, llevando a la conclusión que, el gobierno y la sociedad en general no ha realizado cambios sustanciosos.

Países que están entre los primeros puestos del ranking mantienen una actitud política abierta a los cambios que sean necesarios para mejorar el estándar de vida de la comunidad en general, en conjunto con la libertad de expresión para cualquier agente social que este dispuesto a exigir y llevar a cabo acciones en pro del país, sea grande o pequeño.

En conversación con UNIMINUTO Radio, Andrés Hernández, director de Transparencia por Colombia, afirmó que existen tres pilares fundamentales en esta batalla que afecta o contribuye al avance territorial.

  • Transformar el sistema político y la manera en como se está desarrollando.
  • Recuperar la confianza en el sistema judicial con penas realmente justas que se lleven a cabo.
  • Acabar con el clientelismo y todo negocio bajo cuerda.

Un aspecto fundamental durante la conversación con el director es que debe ser imprescindible que los poderes ejecutivo, judicial y legislativo separen sus funciones y cada una maneje sus asuntos de manera independiente.