Pantallazo tomado del video publicado por denunciantes en Facebook.

Fue el pasado martes a las 4:00 de la tarde cuando Paco, el canino de Leidy Díaz, descansaba en la mitad de la calle de su barrio hasta que un vehículo del servicio de mensajería Inter Rapidísimo irrumpió contra su existencia.

El camión, conducido por dos sujetos, estacionó en frente de la mascota. Minutos después, los hombres caminaron delante del animal recostado en el suelo y subieron al vehículo. Después el camión fue puesto en marcha sin, aparentemente, percatarse de que el animal estaba bajo sus llantas. Entre el sonido del vehículo y los ladridos del animal herido, otros perros de la cuadra junto con habitantes del sector, salen a prestar auxilio inmediato. Pero el carro ya se había fugado. De acuerdo con la propietaria de la mascota, las heridas fueron tan graves que el animal murió por eutanasia.



En el siguiente enlace se encuentra el vídeo que ha conmocionado a la comunidad y a los protectores de los derechos de los animales. Las imágenes pueden despertar susceptibilidad.

https://www.facebook.com/juya.muak/videos/1559881350797972/

Díaz denunció en estos micrófonos sobre la falta de colaboración por parte de la Policía de Bogotá en el momento de realizar el levantamiento del cuerpo, además, la propietaria intentó interponer la denuncia del suceso pero, según ella, un agente de la policía del CAI le dijo que el hecho ocurrió en vía pública, sugiriendo que el perro tuvo la culpa por acostarse en la vía.

Con este tweet, Inter Rapidísimo respondió a la denuncia y aseguró que las personas implicadas en el hecho fueron desvinculadas de la compañía.