Foto de: www.diariolasamericas.com

El Parque metropolitano Simón Bolivar se convirtió en el foco de varios hallazgos relacionados al tráfico ilegal de animales.

El fin de semana fue totalmente distinto para las autoridades a cargo del medio ambiente, en principio, por el descubrimiento de una boa constrictora, que fue abandonada por sus captores el pasado domingo 4 de marzo. Seguido a la captura del animal de 1,60 metros de largo, la Secretaría de Ambiente dio a conocer el encuentro de otro animal exótico, se trataba de una tortuga proveniente del sur de los Estados Unidos que, de igual forma, fue capturada y llevaba a un ambiente controlado para luego realizar su posterior liberación.



La serpiente presuntamente fue ingresada a la capital del país en un tiempo no mayor a 1 mes y fue abandonada por sus captores en esta área arborizada de clima frio, que es contra producente para la salud del animal.

Luego del control realizado a la boa, el cuerpo técnico de la Secretaria de Ambiente fue testigo del nacimiento de una cría de 45 centímetros de largo que, infortunadamente falleció el día lunes por factores del habitat al cual estuvo expuesta. Aquella situación prendió las alarmas de las autoridades y enseguida fue acordonada una hectárea del parque, para agilizar la búsqueda de más crías, sin encontrar alguna otra hasta el momento.

La actividad de búsqueda y rescate estuvo a cargo de 15 funcionarios de la entidad y un canino amaestrado para olfatear animales exóticos. Las personas implicadas en este hecho aun no han podido ser identificadas, a consecuencia de la afluencia de personas en los fines de semana.

Recientemente se capturó a tres sujetos que llevaban consigo una iguana y dos azulejos, están actualmente judicializados y pueden esperar una pena de hasta 9 años o una multa de 3.500 millones de pesos.