Foto de Shutterstock

Por: Jessica Vanegas

Gabriela Vallejo es integrante de la Federación Mexicana de Filosofía para Niños, formadora de docentes en Filosofía para Niños en G-Fan (Grupo Filosófico de Adolescentes y Niños) un centro dedicado a la investigación y a la reflexión en busca de nuevas propuestas para filosofar con niños no solo en las aulas de clase, sino en distintos contextos.

Por ello, en esta emisión de El Puente nos acompañó Gabriela Vallejo, quien nos invitó a pensar y reflexionar en torno al pensamiento cuidadoso y la importancia del lugar de las emociones en Filosofía para Niños, expresándose así que “la Filosofía para Niños es un espacio donde se generan comunidades reales, comunidades en las cuales no importa  la diferencia de pensamiento, sino que, simplemente aprendemos a identificarnos y a ver que todos somos necesarios en esa comunidad”.

De esta forma, Gabriela nos invita a pensar en la educación emocional no como una medida de control,  sino como una cuestión de identificación de las emociones, para así, a partir de ello y de las habilidades  que vayamos desarrollando, sepamos qué hacer con ellas. “La propuesta que debería estar en las escuelas es no enseñar al niño qué hacer con su emoción, sino más bien, cómo a partir de las preguntas llegar a que el niño  identifique qué emoción está teniendo, qué le gusta de esa emoción, cómo lo está sintiendo. Preguntas de ese tipo nos ayudan a aprender a identificar lo que estamos sintiendo”, afirma Gabriela Vallejo.

En línea con estas reflexiones, nuestra invitada destaca la importancia del próximo Congreso Internacional de Filosofía para Niños (ICPIC.uniminuto.edu). Haciendo referencia a  que es un espacio en donde podremos aprender juntos a nivel mundial de las distintas y nuevas formas del filosofar con niños, así como las distintas maneras de ver la educación a nivel mundial.