Por : Jessica Vanegas

Próximos a la XIX conferencia bienal ICPIC  que se llevará a cabo en Bogotá – Colombia, evento que ha permitido generar experiencias filosóficas y educativas a través de distintas reflexiones e investigaciones  en el desarrollo de Filosofía para Niños (FpN) a nivel mundial,  la Corporación Universitaria Minuto de Dios – UNIMINUTO, desde el Proyecto Marfil, busca destacar el sentido social que tiene esta propuesta.

De este modo, nos encontramos en el programa radial El Puente con  un invitado que ha hecho parte de la  organización de la conferencia bienal ICPIC  en Madrid, España en su versión XVIII, él es  Luis Alberto Prieto (Presidente del Centro de Filosofía para Niños)

AutopautaInscríbete en Expolaboral

En entrevista con el profesor Víctor Rojas (Coordinador del proyecto MARFIL)  y Orlando Cadena (Coordinador de la dirección de investigación de Uniminuto) nuestro invitado  se plantea la importancia de mantener el espíritu fantasioso e imaginario de la infancia desde el programa filosofía para niños, pues al respecto, Prieto expresó que  “la educación actual lo que hace es todo lo contrario, cerrar al niño la fantasía, la imaginación  y las ganas de aventura, para ponerle los pies en el suelo como se suele decir y filosofía para niños lo que hace es dejar que fluya, en sentido socrático, que salga de dentro lo que tiene el niño de pensamiento, de creatividad y  que aprenda a hacerlo cuidando al otro. Necesitamos ser adultos con las ilusiones de un niño”.

También dialogamos específicamente sobre los límites en medio de esa imaginación, cómo no dañar, cómo no limitar esta imaginación y cómo ofrecerles  a los niños unas normas que les permitan transitar en medio de la adultez. A este respecto, nuestro invitado Luis Prieto, afirma que “los chicos tienen un proceso de autocorrección  bastante importante, la experiencia, el contacto con los demás y el ir rimando sus propias ideas, son procesos de autocorrección no de auto imposición”.

Desde estas perspectivas,  se destaca que la propuesta de Filosofía para Niños  propone que el niño se acerque a la normativa, pero que  se acerque a la normativa desde la autonomía del pensamiento,  que hace que el mismo niño comprenda la norma y su práctica de ella sea diferente. De esta forma se concluye, con la importancia del  congreso ICPIC, el cual será una oportunidad para seguir indagando en este tipo de reflexiones e investigaciones respecto a las formas de hacer filosofía y las formas cómo se relacionan la filosofía y las infancias  dentro y fuera del aula.



PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo