Foto de Uniminuto Radio

“Saben que el deber del cónclave era dar un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo, pero estamos aquí”. Fueron las palabras del entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio que asumía el pontificado con el nombre de Francisco. Han pasado seis años de un trabajo a fondo por traer a la Iglesia Católica a los principio del Evangelio, afrontar los temas de pederastia y otras acciones de reformas sustanciales al entramado de la jerarquía en todas sus instancias.

En este tiempo, Francisco ha publicado dos encíclicas: Lumen fidei y Laudato si’ . También publicó 3 exhortaciones apostólicas: Evangelii gaudium , Amoris laetitia y Gaudete et exsultate. 36 constituciones apostólicas, 54 cartas apostólicas, además ha promulgado 27 motu proprio y ha escrito numerosas cartas y mensajes pontificios.

Ha realizado 27 viajes fuera de Italia desde su nombramiento, que ha recorrido los cinco continentes y se esperan nuevas visitas pastorales como la de China.

En su proceso de reformas y cambios ha nombrado a 75 nuevos Cardenales y presidió la canonización de 31 nuevos santos, entre los que cabe destacar a los Papas San Juan Pablo II, San Juan XXIII, San Pablo VI, a Santa Teresa de Calcuta y a San Óscar Romero.

En su Pontificado, ha presidió 3 Sínodos. La III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización. La XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo, y la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Asimismo, presidirá, del 6 al 27 de octubre de 2019, la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica.

Para los colombianos su visita pastoral en el 2017 ha marcado nuevos derroteros a la acción viva de la Iglesia y un llamado a todos los católicos a ser protagonistas de la construcción de la paz y contribuir a disminuir las inequidades existentes en el territorio nacional.

En el continente se escuchan voces desde Venezuela, que piden que haya una posición más crítica y directa sobre la crisis existente y en Nicaragua la iglesia nuevamente es burlada por las estrategias del presidente Ortega para no permitir en la realidad cambios profundos en ese país centroamericano.

La Santa Sede conmemorará los seis años de Pontificado del Papa Francisco, con la emisión de una medalla que se podrá al público a partir del mes de julio.

La medalla del VI Año del Pontificado de Su Santidad Francisco, tendrá por su cara principal una paloma desde la que surgen haces de luces concéntricas que iluminan el escudo papal representando de forma simbólica los dones que el Espíritu Santo entrega a la Iglesia.

En el reverso de la medalla, en su parte superior, figura el triunfo de la paz representado con una rama de olivo y el abrazo de la Madre al Niño. En la zona inferior del reverso, aparece una valla de espinos metálicos, símbolo de opresión y violencia, representando de ese modo la guerra.

Dividiendo ambas escenas, paz y guerra, se alza la tradicional flor de la amapola, símbolo de los caídos en la guerra. Bordeando todo el reverso se puede leer la frase “Nada se pierde con la paz. Todo puede perderse con la guerra”, pronunciada el 24 de agosto de 1939 por el Papa Pío XII en un mensaje de radio.