Mapa del barrio La Favorita

Por Tatiana Salamanca 

4 de marzo de 2018

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

Meses anteriores Santiago fue trasladado a la cárcel La Modelo en Bogotá. El abogado que en su momento llevaba el caso, fue cambiado por otro de oficio, todo tuvo un retroceso. La fecha de la segunda audiencia llegó rápidamente, allí pudieron escuchar los cargos imputados, pero esta vez una de las pruebas presentadas ante la Fiscalía no tenían validez ni sustento: el arma no poseía huellas digitales de Santiago*.

Mediados de abril de 2018

Amanda consigue arrendar su apartamento. Rápidamente se va a vivir con su familia al sur de Bogotá y pese a que ella quería cambiar su sitio de vivienda, no lo quería hacer en la forma que sucedió. En la primera semana de marzo uno de sus hijos, pasado de tragos, salió a la calle y empezó a gritar a diestra y siniestra cosas en contra de Herbert. Amanda cuenta: “Los hechos sucedieron muy rápido, mi hijo, el “flaco” empezó a gritar cosas en la calle en contra de ellos, Gustavo (familiar de Herbert) salió, sacó una pistola y le apuntó, gracias a Dios en esos momentos pasó una motorizada, lo requisaron, pero él se había alcanzado a descargar y por eso no le encontraron el arma. Uno de los policías me dijo: ‘debería ir y poner la denuncia, es por su seguridad’ al día siguiente me fui y expuse el caso”.  Amanda afirma que Gustavo es esposo de un familiar del dueño de la olla, es decir, Herbert.

Andrés cuenta que a sus oídos llegó el rumor de que estaban ofreciendo $400.000 para la persona que “quebrara al flaco”, por ello, aclara que lo que hizo su tío no estuvo bien pues fue a buscar problemas donde nadie lo ha llamado. Introduce las manos en los bolsillos se balancea y mira al suelo, luego continúa “por eso es que mi abuela decidió irse ya o ya porque o sino, quien sabe que sería de la vida de él”.

Herbert 

Amanda se acerca y muestra una serie de fotografías y señala “él es Herbert, el dueño de la olla, mi hijo me ayudó, las sacamos de redes sociales. La camioneta que aparece ahí ya la cambió y también se fue de por aquí, lo último que supe es que se fue para Villavicencio”.

19 de julio de 2018

Este día se llevó a cabo la primera audiencia de juicio oral en el cual la Fiscalía presentaría los testigos: presentó dos agentes de la Policía que hicieron parte de la investigación y que estuvieron encargados de realizar el allanamiento que, según una “fuente no formal ”, informó que en ese edificio expendían drogas y que la persona encargada del negocio era un hombre alto y de tez trigueña.

24 de agosto de 2018

Es la nueva audiencia. Amanda espera que esta sea la última. Hoy se presentarán como testigos ella, su nieto, la esposa de su hijo y la vecina del tercer piso. Se reúnen durante breves minutos con el abogado en una panadería cercana a los juzgados de Paloquemao. Ultiman detalles y se dirigen al último salón del corredor del tercer piso. A los pocos segundos llega un muchacho no mayor de 25 años y pregunta sí vienen a la audiencia, todos responden que sí, Amanda se dirige al señor y le pregunta a qué viene y él responde “no sé, sé que vengo a declarar como testigo en el caso de Santiago sobre un allanamiento”.

Mientras se daba inicio a la audiencia, Amanda cuenta que ha estado mejor desde que se fue de su querido barrio; dijo que la última vez que vio a Herbert fue muy intimidante: “él se me acercó y me dijo: ‘venga malparida hijueputa, usted que está diciendo de mí’. Yo le respondí que estaba diciendo la verdad. 

No se pierda el lunes la segunda parte de la historia: La Favorita, la nueva olla que se tomó Bogotá: Parte final.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo