Foto tomada de: National Geographic en Español

El cambio climático es la principal amenaza de la subsistencia de la vida en nuestro planeta tal como la conocemos. Los niveles de concentración de dióxido de carbono ya superaron los registros más altos de la historia y esto da como resultado la desaparición de glaciares, sequías, incendios forestales, inundaciones y otros fenómenos naturales de dimensiones catastróficas.

Ante las amenazas graves que sufre el planeta, los gobiernos han propuesto políticas para frenar la crisis climática, caso particular Europa que ha experimentado cambios evidentes, pero ninguna ha dado un fruto verdadero.

Banquete del Millón 2019

Un nuevo estudio publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) demuestra que la misma naturaleza ofrece variedad de soluciones. La investigación señala que las ballenas juegan un papel vital en la captura de dióxido de carbono y que retienen más de 35 toneladas de CO2 a lo largo de su vida.

El estudio reveló que esta especie, catalogada como la más grande del mundo, podrían representar una solución significativa ante el cambio climático. En ese grupo se encuentran especies como la ballena azul, la ballena franca, la gris y la ballena jorobada.

Preservar las ballenas: una solución para mitigar el cambio climático

Ante el estudio revelado, las ballenas podrían ser la solución viable para equilibrar el daño climático y es por eso, que los autores del libro señalan la importancia de crear políticas de protección a estos cetácios, que sufren la caza ilegal.

Países como Islandia, Noruega y Japón permiten que sus pescadores capturen esta especie, con el fin de comercializar todas sus partes en la producción de diferentes productos. De igual forma se ven afectadas por cambios bruscos de las temperaturas en el océano y el impacto de las industrias petroleras, factor altamente amenazante para esta especie y la vida marina en general.

La protección de las ballenas implica un gasto económico, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) abre un debate interesante: invertir recursos en la conservación de las ballenas para el cambio climático.

Según el FMI, si no se toman ahora medidas urgentes para intentar duplicar el número de las ballenas en los océanos, se tardaría más de 30 años, tiempo suficiente para que la crisis climática acabe con la biodiversidad del planeta.

Ficha de búsqueda
Las ballenas: la posible solución para frenar el cambio climático
Nombre del artículo
Las ballenas: la posible solución para frenar el cambio climático
Descripción
Una investigación sostiene que estos cetáceos, además de aportar el 50 % del oxígeno a nuestra atmósfera, absorben 37.000 millones de toneladas métricas de CO2 a lo largo de su vida.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo