Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

¿Le convendría a Colombia ser sede del Mundial de Fútbol Femenino 2023?

UNIMINUTO Radio hace un análisis de lo que implicaría para Colombia ser sede de un mundial femenino y de que tan beneficioso sería hacerlo, tenemos nuestras reflexiones.

Las últimas dos semanas Colombia ha sido protagonista del debate sobre ser sede oficial del próximo mundial femenino del año 2023 y durante estos días se ha hablado sobre la capacidad del país en organizar un evento deportivo de tal magnitud.

El debate y la discusión sigue latente, puesto que la FIFA manifestó en una carta que los estadios del país no cumplen los requisitos para albergar un mundial femenino, también otros aspectos como seguridad y salud se calificaron allí; la carta dejó un mal sabor de boca para la Federación Colombiana de Fútbol y la CONMEBOL, quienes sentaron su voz de protesta y aseguraron que el país tiene la capacidad para hacer el mundial femenino.

- Patrocinado -

Cabe destacar que nuestro país esta postulado como candidato junto a Nueva Zelanda y Australia, Japón también se había postulado para ser sede, pero en las últimas horas decidió retirarse; aún no se conocen los motivos del retiro, pero se especula que el país nipón lo hizo por ser sede de los próximos juegos olímpicos del año 2021. Con el retiro de este país aumentaron las posibilidades que Colombia sea el primer país en Sudamérica en organizar mundial femenino.

Así promociona CONMEBOL, la candidatura de Colombia para el mundial femenino de 2023:

Ante esto, la pregunta que queda es ¿Cómo la FIFA escoge a la próxima sede?, pues bien, el máximo ente del fútbol selecciona la sede mediante un comité de 37 representantes que son designados por cada confederación y son distribuidos de la siguiente manera: UEFA (9), Asia (7), África (7), Conmebol (5), Concacaf (5), Oceanía (3) y FIFA (1).

El sistema es de mayoría simple, con lo cual se necesita el 50%+1 del apoyo para ganar, serán 19 los votos mínimos necesarios para que una candidatura se haga realidad y sea escogida como sede. El 25 de junio se hará la votación y se anunciará la sede oficial.

Son dos aspectos y criterios que se toman en cuenta para esta votación, y son los siguientes con sus porcentajes de importancia: El primer aspecto y porcentaje de la votación corresponde al 35% y es sobre estadios,instalaciones y sedes deportivas en general. 15% por instalaciones para equipos y árbitros. 10% de alojamientos. 5% por la evaluación del IBC o Centro Internacional de Medios de Comunicación. 5%, otros aspectos.

El segundo aspecto tiene que ver con todo el tema publicitario y proyecciones económicas referente a ingresos y gastos que puede dejar el mundial tanto al país organizador y a la FIFA.

UNIMINUTO Radio hace un análisis profundo sobre las probabilidades para que Colombia sea sede del mundial femenino de 2023, además las implicaciones económicas en materia de infraestructura, logística y seguridad que traería hacerla en tres años.

Antes de desarrollar esto, es importante destacar y revisar el mundial Sub 20 del año 2011 que se realizó acá en Colombia. Destacar que según Planeación Nacional, se destinó en el año 2009 $144.000 millones para el Mundial, pero por los retrasos en las obras, con los sobre costos que esto implicó, el monto oficial subió en 2010 a $165.000 millones y se estima que al final el sector público pagó por este campeonato poco más de $210.000 millones.

Estadios e infraestructura de la ciudades del país

Como en todo campeonato mundial de cualquier deporte, los escenarios deportivos son los más importantes y antes que se dispute este, es necesario que se hagan remodelaciones y ajustes de cara a determinada competencia en este caso el mundial femenino de mayores de fútbol. Destacar que un primer examen hecho por la FIFA, Colombia sacó 2,8 sobre 5 en la calidad de sus estadios, una nota muy baja frente a sus competidores Japón (que antes de la retirada había sacado) 3,9 y Nueva Zelanda/Australia sacaron 4,2. La calidad de estos se midió por el nivel de infraestructura y capacidad, uno de los más “rajados” fue el estadio El Campin de Bogotá que con capacidad para 38 mil espectadores, fue uno de los mal punteados por FIFA.

La razón principal de esta baja calificación es por el bajo nivel de aforo y falta de infraestructura en lo que respecta al techado del escenario, el cual no cubre al 90% de los espectadores que van allí. Por otra, parte la FIFA exige que la final de todo mundial se debe disputar en la capital del país sede, en este caso sería Bogotá y como mínimo debe tener una capacidad de 55 mil espectadores, además de unos requerimientos técnicos específicos los cuales no los tiene ningún estadio en Colombia.

Si se eligiera a Colombia como sede, prácticamente se tendría que demoler el Campin o construir un nuevo estadio en la ciudad para albergar la final, así como lo hicieron en Francia con el estadio de la final, el Parc Olympique Lyonnais que se construyó en el año 2016 con una capacidad para 60 mil espectadores y que costó más 480 mil millones de Euros, una cifra exorbitante para el estadio de la final del mundial femenino de 2019.

Además mencionar que esa escándalosa cifra solo aplica para ese estadio, lo que significa que en los demás estadios tuvieron que gastar más fondos para su remodelación total. Un dato que debe tener en cuenta el gobierno nacional en caso que adopte ser sede oficial.

Logística y organización del torneo

La logística y la organización interna y externa de un torneo FIFA, exige muchos requerimientos técnicos para el país sede, cabe recordar que en todo mundial, la FIFA y sus socios principales (patrocinadores) deben explotar sus marcas a los aficionados y asistentes a los torneos internacionales, esto se conoce como los Fan Fest.

Los Fan Fest son espacios abiertos donde el máximo ente del fútbol promociona sus marcas publicitarias ante el público, además se caracteriza por haber pantallas gigantes para quienes no hayan podido entrar al estadio; estos espacios los hemos podido ver en mundiales como el de Brasil 2014 y Rusia 2018.

Según la página capitaldomex.com, el costo de logística y organización de un torneo mundial puede valer más que la construcción de los estadios y se estima que todo estos gastos puede llegar a ondear los 11 mil 800 millones de dólares y eso sin contar otros aspectos a tener en cuenta, lo cual indica que es bastante costoso mantener estos espacios; además cabe mencionar que el 60% de estos espacios los mantiene la FIFA y sus socios, el 40% restante del mantenimiento y presupuesto debe correr por parte del gobierno nacional o local, a pesar que un pequeño porcentaje, aún así el coste de mantenimiento es elevado para estos espacios.

Por otra parte, la FIFA exige un centro de comunicaciones para la prensa internacional, normalmente este centro internacional se ubica en la capital de cada país. Bogotá no posee un espacio para acoger la prensa internacional con los equipos tecnológicos necesarios para que los periodistas puedan desarrollar su trabajo, razón por la cual sería obligatorio que la capital construyera un centro de comunicaciones con alta tecnología y su costo podría ondar los más de mil millones de dolares para su construcción.

Seguridad

Este aspecto es muy importante para la FIFA, puesto que como todo torneo internacional se desplazan muchas personas de otros continentes a la sede principal del mundial, este ente exige a los gobiernos de cada país a que refuercen la fuerza pública (Ejército y Policía) para garantizar la seguridad de los asistentes al torneo. La seguridad es muy importante, puesto que la FIFA y sus competiciones han sido blanco de amenazas a lo largo de estos años, por lo cual es necesario reforzar la seguridad.

Según la revista española Marca, en el mundial de 2018, Rusia gastó más 1 millón de euros en el refuerzo de sus fuerzas policiales (compra de vehículos, trajes especiales, drones, cámaras con reconocimiento facial y paneles con huella dactilar) por otra parte contrató seguridad privada para los estadios, que implicó más gasto para el gobierno ruso. Frente a este ejemplo de Rusia, el gobierno nacional tendría que hacer lo mismo con el mundial de 2023 y sería un gasto adicional a la construcción y logística de estadios y torneo.

La reflexión

Frente a este análisis y los costos que implica realizar un mundial independientemente que sea masculino o femenino, los gastos para el gobierno nacional serían muy altos e insostenibles y dejaría un déficit económico al sector público. Además hay que tener en cuenta que el país no pasa un buen momento por la pandemia del COVID-19 y tardaría hasta 5 o 10 años en recuperar las proyecciones y el rumbo económico que llevaba la nación.

En caso de que la FIFA y las confederaciones seleccionen a nuestro país como sede oficial del mundial, el Gobierno Nacional y La Federación Colombiana de Fútbol deben evaluar si realmente será factible y beneficioso hacerlo, tendrán tiempo para analizar y en tal caso renunciar a ser sede.

Lo más leído

El emprendimiento en UNIMINUTO

Este año ha sido de contrastes, un año retador y diferente que ha traído triunfos para algunos y derrotas para otros...

Vuelve la aspersión y la polémica

El anuncio sobre la reanudación de la aspersión aérea genera una polémica sobre las implicaciones de este proceso de erradicación en las comunidades.

[Podcast] Una radio diferente

Este documental profundiza en el significado de la radio educativa, su nacimiento, sus propuestas y sus choques;...

Noticias recientes

“Adonay” la canción que no pasa de moda

noviembre de 1970 los amantes de la música tropical hacían fila en las puertas de los almacenes de discos para adquirir el...

El emprendimiento en UNIMINUTO

Este año ha sido de contrastes, un año retador y diferente que ha traído triunfos para algunos y derrotas para otros...

Censura en el periodismo colombiano

DATÉATE presentara un informe de los últimos diez años respecto a la censura y la libertad de prensa.

Reunión extraordinaria de mandatarios ante creciente de casos de Covid

El Alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado convocó a un Consejo Extraordinario Departamental de Gestión del Riesgo, para evaluar la evolución de la pandemia, la capacidad hospitalaria y tomar nuevas medidas para Ibagué y el Tolima.