Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Noviolencia a las mujeres: La paz un derecho de las mujeres

Tres mujeres defensoras de sus derechos hacen un llamado al cese de violencias hacia las mujeres y a un cambio de paradigma en el contexto del post- acuerdo.

Entre la multiplicidad de violencias hacia las mujeres como la laboral, económica, patrimonial, la simbólica y la psicológica, es importante resaltar que las violencias de género se incrustan cuerpo de las mujeres. Para Elsa Cubides, lideresa popular  del CPC- FASOL de la localidad de Kennedy, la discriminación por el simple hecho de ser mujer está latente en la mayoría de escenarios participativos, como lideresa también reconoce que en el ámbito familiar se presentan otros hechos violentos como  maltrato, la violencia simbólica y  la discriminación.

Judith Bautista del Centro de pensamiento en arte, cuerpo y consciencia CINTHESYS, explica que toda violencia tiene una marca sicológica y corporal, el solo hecho de la tensión que sufrimos caminando por la calle después de cierta hora ya genera unas huellas en nuestra emocionalidad y en nuestro cuerpo, adicionalmente hay hechos como la violencia sexual nos están produciendo constantemente una serie de tensiones que con el paso de los años se pueden convertir en enfermedades.

- Patrocinado -

Las mujeres coincidimos en que el inicio del proceso consiste en dedicarnos un día al año, sin embargo el reto está en hacer de todos los días posibles el mayor esfuerzo para radicar las violencias hacia las mujeres, ya que estas nos ponen en peligro sicológico, sexual, del abuso mediático, es decir, avocadas a ser víctimas de en cualquier momento.

Lucia Osorno, del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado MOVICE nos indica que en las mujeres víctimas de crímenes de Estado siguen muy latentes estas violencias, el 4.2% de víctimas de Estado son mujeres, esto es claro en ejemplos como los de la masacre del salado y la persecución a lideresas.

Según el informe de peritos de Medicina Legal, en los primeros cinco meses del 2017 se reportaron 17.050 casos de violencia de pareja y para el 2018 se presentaron 17.715 en los que las víctimas fueron mujeres. De otra parte,  también se incrementó la violencia intrafamiliar, los delitos  que atentan a la integridad. En este sentido, la Comisión Económica para América latina y el Caribe reveló que cada 3 años se presenta un feminicidio en América Latina. En donde el feminicidio es la expresión más extrema de la violencia contra la mujer.

Foto: UNIMINUTO Radio

De acuerdo a lo anterior, Elsa Cubides afirmó: “el feminicidio es la exacerbación más alta del tipo de violencia, todo inicia por un grito, posteriormente la agresión y luego el feminicidio. Es la agresión más extrema hacia los cuerpos de las mujeres”.

Por otra parte, como mujeres coincidimos en que hay factores de las violencias simbólicas que asumimos como naturales, generamos señalamientos, juicios y reproducimos la cultura patriarcal. Sumado a ello, se observa una exacerbación de las violencias en países que vivieron el conflicto armado.

Existen leyes que nos defienden y rutas de atención en caso de violencia hacia nosotras las mujeres, es cierto que los procesos pueden tardar varios días, pero esto es un llamado a la deconstrucción de violencias y a una ley con mayor dinamismo. Elsa Cubides nos invita a todas las mujeres a conocer las rutas de atención, solicitar el asesoramiento de profesionales, ya que en sus palabras: “callar es complicidad, el miedo hay que dejarlo atrás y la ley es un factor protectivo”.

Judith Bautista, afirma que el gran reto es: “unir nuestra voz, reconocer los derechos y la ley”. Además, desestructurar las  violencias  en lugares como familia, la escuela, los medios de comunicación, el voz a voz, las redes sociales, la pedagogía,  y desde el  seno de nuestros hogares poder vivir esa sororidad.

Por ello, los nuevos feminismos y las nuevas masculinidades parten de la superación de esa multiplicidad de violencias y su sanación, entender la dimensión del patriarcado y trabajar por deconstruir ideas como la supremacía del más fuerte, del que más dinero tiene, de los poderosos, del blanco y del masculino. Los grupos de mujeres y la alianza con varones nuevos trabajando por la noviolencia ha de emerger, así como generar en nosotras mismas el respeto a las diferencias de las mujeres, cada mujer tiene derecho a expresar feminidad tal y como quiera.

Ser sororas y solidarias consiste en mirar con amor y respeto a aquellas mujeres que están cambiando sus paradigmas, vivir prácticas que no sólo pasen por la denuncia sino por la transformación de los eventos violentos.

Bajo la invitación desde lograr la paz desde lo cotidiano y vivir la sororidad. Acompáñanos a escuchar este programa.

¡Paz- a la Voz! es realizado por el equipo de docentes de INNOVAPAZ para esta ocasión Ligia Fanny Naranjo, Andrea Catalina Suárez y la participación de Verónica Umaña, miembro de la Red de Jóvenes Constructores de Paz.

Si usted tiene algo qué decir o agregar a este artículo, escriba un correo electrónico a: radio@uniminuto.edu

Lo más leído

Noticias recientes