Foto: Elespectador.com

El nuevo ajuste salarial para los congresistas es de un millón 400 mil pesos, pasando de 31 millones a 32 millones 741 mil pesos, con retroactividad a la fecha del 1 de enero de 2019.

El nuevo sueldo del que gozan los congresistas, es visto por la mayoría de la sociedad colombiana como un despropósito, teniendo en cuenta los problemas de desempleo por los que atraviesan los colombianos. A ello se suman, las cifras no tan favorables en materia de crecimiento económico; las mismas que días atrás generaron un choque entre el presidente Duque y el presidente del Banco de la República, Juan José Echavarría, dado que este último desestimó las cifras que el primer mandatario dio a conocer, en las cuales aseguró que la economía del país había crecido por encima de lo esperado, cuando en realidad solo alcanzó un 2,3%, números que no son para nada alentador, según Echavarría.

Los aumentos salariales a los parlamentarios, generó revuelo entre algunos ciudadanos de a pie, más aún cuando el pasado mes de abril se conoció el resultado de una investigación que llevó a cabo un grupo de jóvenes, quienes por medio de ese control ciudadano permitieron conocer quienes son los Senadores que más fallas presentaban a su trabajo.

El aumento astronómico en los sueldos de los congresistas, está estipulado en el la ley 4 de 1992, la cual sentó las bases para que el presidente de turno, acate los estamentos allí consignados; estamentos que fueron discutidos y aprobados por los principales beneficiarios de la aprobación de dicha ley.

En 1992, el sueldo de un congresista era de dos millones ochocientos mil pesos, un año después pasó a tres millones quinientos mil. En 2016, el entonces Presidente de la República, Juan Manuel Santos, firmó el decreto 1056, el cual autorizó un incremento en los sueldos para los congresistas del 7,7 % pasando de ganarse 25.915.435 pesos a ganarse 27.929.064 pesos, el cual supuso un incremento de 2.013.629 pesos, en relación al salario básico de ese mismo año para el ciudadano de apie, el cual fue de 689.954 pesos, lo que significó un aumento de 45.104 pesos con relación al año anterior, que era de 644.350 pesos.

El nuevo aumento en el salario para los parlamentarios, ha motivado las críticas hacia el presidente Duque, quien desde mucho antes de ocupar dicho cargo, se comprometió con la regulación de gastos para el Estado colombiano, en lo que él mismo denominó ‘un Estado austero’, pero lo que se desconocen, son las leyes que rigen esta nación, como por ejemplo, la ley 4 de 1992, en cuyo artículo número 2, estableció que la fijación salarial para los servidores públicos, gozará del respeto a los derechos adquiridos por parte de los mismos y en ningún caso podrán desmejorarse los salarios de los servidores públicos, así como tampoco sus prestaciones sociales.

Dicho informe recogido por el Colectivo Trabajen Vagos, logró denunciar los 30 parlamentario que entre los años de 2014 a 2018 registraron mayor inasistencias a su puesto de trabajo.

La investigación de ese colectivo, logró hacerle saber a los colombianos que el senador David Barguil Assis, representante a la Cámara por el Partido Conservador, había faltado 73 veces a su sitio de trabajo, pero esas inasistencias del senador Barguil, fueron pagadas aún cuando este nunca presentó las excusas médicas que demuestren el motivo de sus reiteradas inasistencias, las cuales le costaron a todos los colombianos un poco más de 76 millones 240 mil pesos.

A las inasistencias de Barguil, se sumaron las de Luis Eduardo Diazgranados, senador por Cambio Radical, y quien faltó 60 veces a su trabajo, devengando por las mismas más de 62 millones de pesos y Cristóbal Rodríguez, del Partido de la U, quien se ausentó a su trabajo en 59 ocasiones, y recibió 61 millones de pesos, sueldos que salen del trabajo de todos los colombianos que pagan impuestos, los mimos que ante las alzas constantes de los impuestos, se han visto obligados a cerrar sus negocios.

Ante dicha ley, el presidente de turno estaría obligado a cumplir con la misma y respetar los incrementos anuales que se deben hacer a los parlamentarios.

Ficha de búsqueda
¿Por qué le suben el salario a los congresistas varias veces al año?
Nombre del artículo
¿Por qué le suben el salario a los congresistas varias veces al año?
Descripción
Tras la firma del decreto 1265 que estableció un aumento del 4,5% para lo sueldos de los senadores y representantes a la Cámara, algunos sectores sociales han dejado ver su inconformismo, teniendo en cuenta el salario básico del que gozan algunos colombianos.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo