Montaje gráfico realizado por el periodista. Imágenes obtenidas de Google Images

Entre los anuncios realizados el día de hoy por la mandataria distrital sobre la infraestructura de movilidad de los capitalinos, López ratificó que no realizará la línea de Transmilenio por la Carrera Séptima, al revelar los estudios realizados por la Financiera de Desarrollo Nacional -FDN-, los que en cierto modo, le daban la razón a la mandataria sobre la factibilidad de su proyecto de infraestructura de transporte, el cual está planteado a doce años y será anexado al Plan de Ordenamiento Territorial que se debatirá próximamente en el Concejo de la capital.

Fuente: Twitter – @ClaudiaLopez

Entre los anuncios de este ambicioso plan, se oficializó que la Primera Línea del Metro de Bogotá, que partirá del patio taller que estará en Bosa y el Portal de las Américas ya no llegará hasta la Calle 72, sino que se extenderá hasta la Calle 100, complementándose con la futura linea de Transmilenio por la Avenida carrera 68. La Segunda Fase de construcción del sistema férreo de la capital se complementará con la ampliación de la línea del Metro hasta las localidades de Suba y Engativá.

Fuente: Sistema Informativo

Para solventar la no realización de la línea de Transmilenio por la Séptima, quien según la alcaldesa pasará a ser un servicio alimentador del Metro, la mandataria coordinará sus esfuerzos con la Gobernación de Cundinamarca para realizar una segunda línea de Regiotram por el norte, que saldrá del municipio de Zipaquirá por la Carrera Novena utilizando las antiguas vías ferroviarias hasta llegar a la Localidad de Teusaquillo, medida que sin duda, según la FDN, desembotellaría la Carrera Séptima, según el comunicado del Despacho de la alcaldesa.

Así mismo, la alcaldesa de Bogotá y el Gobernador de Cundinamarca Nicolás Garcia, trabajarán para impulsar el Regiotram de Occidente que partirá desde Facatativá hasta la Estación de la Sabana en el centro, conectándose con el Sistema de Transporte Masivo de Bogotá y abriendo una opción de interconexión con el Aeropuerto Internacional El Dorado, descartando de tajo una posible ruta de Transmilenio por la Calle 13.

Por esa misma línea, López también anuncio que buscará dejar planteada la realización de un eventual Regiotram del Sur, con el que se interconectara el Centro de la ciudad con la Localidad de Bosa y el Municipio de Soacha.

Según el estamento estatal, de implementarse este plan en su totalidad se podrá solventar la capacidad de pasajeros estipulada hasta 2030 para la ciudad, además de cambiar la lógica de transporte en toda bogotá y la región, que hasta el momento depende del Sistema Transmilenio, quien terminó rebasado en capacidad operativa y calidad del servicio.