Fuente: Reuters

El gobierno de la Presidenta Interina Jeanine Añez, quien dirige desde hace unos días los destinos de Bolivia hasta que se decrete la convocatoria a elecciones, ya ha mostrado sus primeras acciones para buscar conjurar la crisis en el país del Antiplano andino.

Entre las primeras acciones que tuvo la gobernante, fuera de convocar un gabinete pluralista y relevar a la cúpula de las Fuerzas Militares y Policiales. También rompió relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y su reconocimiento al dirigente opositor Juan Guaidó como el único gobernante del país vecino.

Banquete del Millón 2019

Ordenó la salida de todos los funcionarios de la sede diplomática venezolana en La Paz, lo que motivó que el gobierno cubano retirara 700 de sus ciudadanos, muchos de los cuales son médicos y a quienes Añez acusa de estar detrás de la agitación ciudadana en su contra.

Pero ni con la ejecución de estas acciones, ha sido posible apaciguar la tensión social que se vive en las calles. Los cocaleros, varios sectores indígenas y campesinos así como simpatizantes del líder socialista le han decretado la guerra a Añez. Afirman que se mantendrán en las calles y que amplificaran los bloqueos, protestas y acciones violentas hasta que dimita la presidenta provisional, se ratifique la Whipala (bandera de los indígenas) como símbolo nacional insustitubile y el retorno al poder de Evo Morales.

Hay que tener en cuenta que hace 10 años Añez propuso la abolición de la bandera indígena, lo que ocasiona que sea criticada por su posición inicial, aunque fue ratificada por Añez una vez juramentada.

Está conforntacion entre los Evistas y el Estado ya ha generado la muerte de nueve indígenas en hechos confusos cuando los simpatizantes del dirigente cocalero intentaron llegar a la ciudad de Cochabamba. Para la base de Morales, esto fue un acto premeditado del gobierno Añez perpetrado por fuerzas policiales, mientras que la mandataria salió de inmediato a desmentir esa hipótesis, a la par que ordenó investigar los hechos en los que también se cuenta una centena de heridos y más de 200 detenidos.

Pero mientras la calle siguen alñgunas manifestaciones, la presidenta Añez busca tejer el diálogo con el Movimiento al Socialismo -MAS- para facilitar la salida a la situación reinante.

El pedido de los masistas se ha mantenido en replegar a los militares y policías, terminar con las acciones violencias contra la ciudadanía, supuestamente realizadas por agentes estatales y que les ofrezcan “condiciones de paz”.

Hoy, los miembros del partido de Morales se reunirán con el Gobierno para discutir sobre la situación que vive esta nación y buscar la salida pacífica, asi como convocar el proceso de nuevas elecciones.

Ante lo que ocurre en este país, tanto las Naciones Unidas como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han expresado su preocupación por el recrudecimiento de la violencia en todo el territorio nacional. La Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos Michelle Bachelet teme que las acciones represivas por parte de la milicia y la policía intensifique la violencia entre protestantes y fuerzas estatales, mientras que la CIDH expresó su preocupación por un decreto que aparentemente se le daría total inmunidad a militares y efectivos de la Policía que participen en los operativos para poder restablecer el orden y la normalidad.

Ante este panorama, la exigencia de los ciudadanos de toda Bolivia, asi como de varios organismos internacionales como la Unión Europea y la Iglesia Católica, es que el MAS y los opositores en el gobierno alcancen un acuerdo y que cesen todas las acciones violentas para recuperar la estabilidad del país ante el nuevo escenario de una Bolivia sin la presencia de Evo Morales.

Ficha de búsqueda
Una semana sin Evo y con Añez ¿Qué tan dividida está Bolivia?
Nombre del artículo
Una semana sin Evo y con Añez ¿Qué tan dividida está Bolivia?
Descripción
A pesar que hay intenciones de querer conjurar la tensión política por parte del nuevo Gobierno y el MAS, la situación en las calles aún está lejos de resolverse.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo