Calles del barrio Minuto de Dios. Foto: UNIMINUTO Radio

Por estos días es normal encontrar vacíos algunos negocios cercanos a los entornos universitarios, debido a que sus principales clientes, los estudiantes; se encuentran de vacaciones.

Restaurantes, fruterías, cafeterías, papelerías, entre otros, son los principales negocios en los alrededores de los diferentes centros de educación superior, los mismos que reportan incrementos significativo en sus ventas durante la temporada de estudio, pero que tras la llegada de vacaciones estudiantiles, se ven obligados a recurrir a estrategias para intentar revivir las ventas.

Teniendo en cuenta que las clases retomarán en algunas semanas, al menos en diferentes sitios del país (otras ya empezaron), este medio de comunicación quiso conocer las principales impresiones de los comerciantes que viven la vida universitaria.

Caseta de ventas de dulces de ‘La Mona’. Foto: UNIMINUTO Radio

Gilma Rico Uribe, conocida por sus principales clientes como ‘La Mona’, tiene un puesto de ventas ambulantes justo a la entrada de un colegio del barrio Minuto de Dios. En palabras de ella, son los estudiantes quienes dan vida al sitio, y aunque los estudiantes del colegio se han convertido en sus principales clientes, afirma que los universitarios mueven mucho más ese mercado.

Escuche aquí otras cosas del testimonio de la señora Gilma.

Según Rico Uribe, aunque ya está acostumbrada a sortear con el periodo de vacaciones de los universitarios; las bajas ventas la han llevado a recurrir a préstamos con entidades bancarias, pues sus proveedores no se van de vacaciones y aunque su aromática es catalogada como una de las mejores en el lugar, ante la baja demanda en las ventas, se vió obligada a cancelar por ahora la venta de ese producto.

A las bajas ventas por las que atraviesan los comerciantes cercanos a las universidades, se suma la situación económica por la que atraviesa el país. Hace apenas unos días, el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) dio a conocer las cifras de desempleo para el mes de mayo del presente año. 

Según la entidad, el desempleo durante ese mes se ubicó en un 10,5%, con relación al mismo periodo durante el año anterior, cuya cifra fue de 9,7%.

Ante las pocas ventas y el fenómeno del desempleo, algunos comerciantes han optado por pedir préstamos ‘gota a gota’ o hacer cambios en sus inventarios Adriana García, es administradora de un negocio de venta de jugos en el mismo barrio, y entre sus principales clientes resalta los estudiantes.

Escuche el testimonio de Adriana García.
El negocio que administra Adriana García se llama Frutos, y también padece de la ausencia de estudiantes. Foto: UNIMINUTO Radio.

Y ante las escasas ventas, afirmó que “este es un sector que depende exclusivamente de los estudiantes entre un 90 y 95%, dado que los habitantes del sector no acuden con frecuencia al negocio”.

Para lograr dinamizar sus ventas, que durante la temporada escolar oscilaban entre los 300 y 350 mil pesos diarios y ahora no superan los 30 mil pesos, García ha recurrido a la tecnología, ofreciendo desayunos sorpresas en internet, llevándolos hasta la puerta de la casa del cliente, así como también, ha adquirido nuevos productos, teniendo en cuenta que por ahora solo atiende al personal administrativo, pero aún así, no ha logrado incrementar sus ventas.

Otra de las características de los estudiantes, tiene que ver con sus maneras de transportarse, y ante la congestión de la ciudad, sobre todo en horas pico, han optado por la bicicleta, como medio eficiente y ecológico con el planeta; aprovechando que cerca a los centros de estudio cuentan con bicicleterías y talleres para su reparación.

Si bien las universidades y centros escolares cuentan con cicloparqueaderos, el auge en el uso de este medio de transporte, entre la comunidad universitaria, ha provocado el colapso de esos sitios, hecho que ha llevado a los estudiantes a buscar nuevos lugares para parquear sus ciclas.

Precisamente, ante la falta de parqueaderos en esos sectores, encontramos que algunos residentes de los barrios aledaños, optaron por modificar sus casas para acoger la demanda de biciusuarios.

Marisol Reyes, fue una de las personas que vio la posibilidad de incrementar sus ingresos ofreciendo la sala de su casa como parqueadero de ciclas, pero ante la temporada de vacaciones estudiantiles, optó por cerrar su negocio mientras se reanudan las clases.

Casa adaptada para parqueaderos de bicicletas. Foto: UNIMINUTO Radio

“Este comercio del sector obedece prácticamente a los estudiantes de universidad, y al estar ellos en vacaciones, las ventas presentan un bajonazo total”. Según Reyes, aunque atiende algunos clientes de intersemestral, prefiere esperar al regreso de la mayoría de estudiantes, dejando de percibir los mil pesos que cobra por cada bicicleta que acoge en su casa, la cual cuenta con una capacidad aproximada de 100 ciclas, en cada uno de los tres turnos (mañana, tarde, noche).

Si bien en los alrededores de las universidades encontramos una variedad de negocios, predominan las papelerías y café internet, una de las formas de comercio que resulta, quizá, más afectada con las vacaciones de los universitarios.

Néstor Manuel Cadena, es administrador de uno de estos negocios, y afirmó para este medio que “las ventas se bajan cerca de un 80% y aunque quisiéramos acudir a promociones no hay gente a quién ofrecerles”

Los café internet lucen vacíos en esta temporada. Foto: Cristian Muñoz

Según Cadena, durante la temporada de vacaciones toca echar mano de los ahorros programáticos que hacen para afrontar las pocas ventas durante la temporada de vacaciones, así mismo afirmó que “los pocos clientes lo llevan a cerrar el negocio más temprano y las bajas en las ventas representan cerca del 80%, pero desde ya contamos con nuevos productos y nuevos precios para motivar a los estudiantes en su regreso a clases”.

Así luce una panadería en hora pico. Foto: UNIMINUTO Radio

Por su parte, Nancy Suárez, administradora de una de las panaderías, afirmó que ante la temporada de vacaciones su negocio ha dejado de percibir cerca de un 50% de las ventas que normalmente se registraban.

“Teniendo en cuenta muchos de los estudiantes viven en el sector, algunos de ellos se van y regresan de nuevo hasta cuando se reanudan las clases. Nosotros como propietarios nos vemos afectados porque justo a mitad de año se presenta incremento en algunos productos”, dice la administradora de la panificadora.

El pan en las vitrinas aguarda la compra de alguno de los clientes. Foto UNIMINUTO Radio

Suárez, fue más allá, al afirmar que otro factor que ha venido incidiendo en las pocas ventas que por estos días se registran, está relacionado con el aumento de puestos de vendedores ambulantes cuestionando que, mientras los negocios legalmente constituidos deben renovar cámaras de comercio, los puestos callejeros no deben preocuparse por eso.

Otro punto que le preocupa a Suárez, son los problemas de salud, relacionados con el consumo de alimentos en malas condiciones, así mismo afirmó que, de los más de tres años que lleva como administradora del negocio, ha notado que los estudiantes ya no consumen algunos productos como tamales, o el tradicional desayuno de pan, huevos y chocolate, “ahora los estudiantes se desayunan con un tinto y pan”, por lo que calcula el valor promedio de ese desayuno en 2 mil pesos aproximadamente, hecho que estaría relacionado con la grave situación económica por la que viene atravesando el país, según Suárez.

Ante los hechos, queda claro que los estudiantes, dinamizan las ventas de los locales comerciales de los sectores que albergan universidades, ellos son la clientela preferida por dueños y administradores de estos locales, quienes esperan el regreso a clases para sorprenderlos con nuevos productos y nuevos precios.

Ficha de búsqueda
Vacaciones estudiantiles y su impacto en las ventas
Nombre del artículo
Vacaciones estudiantiles y su impacto en las ventas
Descripción
No es fácil este tiempo para los dueños de negocios en los alrededores universitarios, aún así, enfrentan con ingenio los embates de la época. UNIMINUTO Radio consultó a qué se dedican los vendedores cuando los estudiantes no están.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo