Tras la intervención del Humedal Juan Amarillo, por parte de la administración Peñalosa, hoy se llevó a cabo la primera rendición de cuenta que el Concejo de Bogotá, debe brindar a la ciudadanía. El lugar escogido para tal diligencia fue la localidad de Engativá, que desde temprano se sorprendió con la llegada de los cabildantes.

Pero las personas de esta localidad no solo recibieron a los concejales, a ellos se sumaron algunos grupos sociales que se declararon en contra de las obras, argumentando que las mismas, romperían el equilibrio de los ecosistemas propios del humedal.

José Fonseca, llegó desde el barrio Ciudadela Colsubsidio al teatro Minuto de Dios, buscando un espacio para hacer sentir su voz de protesta ante la realización y el impacto de las obras que pretenden unir a las localidades de Engativá y Suba.

“En nombre de la Comisión Ambiental de la Ciudadela Colsubsidio, queremos decirle a toda Bogotá que nos oponemos a la ilegitimidad e ilegalidad de las obras, dado que se viola toda la normativa ambiental, que como tal está establecida a nivel nacional y distrital. Adicionalmente, hemos tenido que recoger los animales muertos que hasta el momento han dejado el inicio de dichas obras, a ellos se suma que no hubo concertación con la comunidad y aunque durante un año, hemos participado de las distintas reuniones con el IDRD y aunque propusimos una mesa de concertación, ellos no cumplieron”.

El Humedal Juan Amarillo, se compone de más de 53 mil metros cuadrados y es considerado por algunos, como el principal pulmón de oxigenación en una ciudad como Bogotá; la misma que en algunos periodos del año, se ha visto alarmada ante el elevado volumen de emisiones microparticuladas de material contaminante, llevando a sus ciudadanos a tomar medidas como es el uso del tapabocas.

No obstante, las obras continúan en el humedal y según Fonseca “en este momento estamos adelantando una serie de acciones legales y jurídicas para que sea la justicia colombiana quien se encargue de la suspensión de las obras y los contratos de ejecución de las mismas, es decir, se deben sellar estas obras y se debe sacar la maquinaria que reposa en el lugar”.

Así mismo informó que, si bien en este momento están enfocados hacia la parte legal de las obras , hasta lograr su suspensión, las protestas no han terminado y no permitiremos que estas obras continuen.

Pero contrario a los argumentos de Fonseca, el concejal por el partido Centro Democrático, Diego Molano, quien afirmó para este medio que “lo fundamental es que nosotros respetamos el sistema ecológico de la ciudad, compuesto sus humedales, ríos y quebradas y lo fundamental es que el Humedal Juan Amarillo debe ser protegido, pero también debe interactuar con la ciudadanía. El planteamiento del Parque Ciudadela Colsubsidio, ha sido diseñado para que no afecte al Humedal Juan Amarillo, y tampoco se interrumpe el flujo migratorio de aves, antes por el contrario, va a gozar de mayor protección porque va a tener luz, mayor seguridad y mayor apropiación. Aquí ya se escuchó a la comunidad y lo que no se puede interrumpir son las obras”.

Ante la continuidad de las obras, en el Humedal Juan Amarillo, la comunidad de la Ciudadela Colsubsidio, continuará en las calles, exigiendo la protección de ese cuerpo de agua y el hogar de algunas especies como aves migratorias del norte del continente y la endémica Tingua Capitalina. 

Ficha de búsqueda
Concejo de Bogotá sesionó desde el barrio Minuto de Dios
Nombre del artículo
Concejo de Bogotá sesionó desde el barrio Minuto de Dios
Descripción
Tras las obras que se ejecutan al interior del Humedal Juan Amarillo, el Concejo de la capital del país, se trasladó hasta el occidente de la ciudad, más específicamente hasta el teatro del barrio Minuto de Dios, lugar que acogió a todos los concejales.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo