Tomada de http://becasyconvocatorias.org

En este encuentro reflexionamos con nuestro invitado Sebastián Cortes sobre la película Ex machine y sobre los conceptos de inteligencia artificial y consciencia. La idea de optar por dialogar con nuestro invitado sobre una película es revelar como el arte (en este caso las producciones cinematográficas) posibilitan al espectador el acceso a múltiples problemáticas que se encargan diferentes disciplinas académicas, como es el caso del concepto de inteligencia artificial y consciencia; todo bajo un marco de entretenimiento que, es en última instancia, un medio anexo e innovador de divulgación de conocimiento y de promoción de interés científico y académico.

El tema giró en torno a la temática de la obra, la cual es una película de ciencia ficción que relata la historia de Caleb, un programador de la empresa Bluebook, encargada de prestar el servicio de buscador de información, siendo la empresa más popular del mundo (algo así como Google).



En un concurso realizado por Nathan, el presidente ejecutivo de la compañía, Caleb gana la oportunidad de ser invitado al complejo centro de investigación de Nathan, ubicado en las montañas de Alaska. Al llegar al lugar, Nathan procede a presentar a Caleb las instalaciones y le propone divulgarle sus últimas investigaciones bajo la condición de que firme un acuerdo de confidencialidad donde se compromete en no divulgar nada de lo observado en las respectivas investigaciones. Luego de firmar dicho documento de confidencialidad, Nathan revela que ha estado trabajando con inteligencia artificial y desea que Caleb, aplique el test de Turing a un androide creado por él en un tiempo de siete días. Nathan expresa que, su propósito con Caleb es que juzgue si su creación es realmente consciente y si es capaz de relacionarse con él.

Ahora bien, como esbozo general, el test de Turing es una prueba que busca establecer si una maquina puede exhibir un comportamiento inteligente igual o similar al de una persona, bajo el criterio o juicio de un evaluador humano. En este ejercicio, se establece una conversación textual con un ordenador y un teclado de computador, entre una máquina y un ser humano, empero, este último no debe tener conocimiento de que mantiene dialogo con una máquina pues, el objetivo del mismo, es que la persona que este evaluando, pueda identificar desde su criterio el hecho de que mantiene una conversación con otro ser humano o con un ente cibernético a partir de las respuestas descritas ante las cuestiones planteadas.

Asimismo, a lo largo de nuestro programa se exponen algunas preguntas surgidas en el diálogo y la reflexión de la obra. Descrito esto, invitamos a toda la comunidad oyente del programa El Puente, a que reflexionen sobre los siguientes cuestionamientos que se manifiestan a continuación:

¿Estamos preparados para que la inteligencia artificial supere o sea semejante a la inteligencia humana?

¿La inteligencia artificial puede reemplazar la inteligencia humana?

¿Llegará el momento en que no podremos discernir entre un ser humano y un ser artificial?

¿Es posible que un ser con inteligencia artificial pueda tener consciencia de sí mismo?

¿Si un androide o ente cibernético posee inteligencia superior y consciencia de sí, podría revelarse contra el ser humano?

¿Cómo serían las relaciones sociales y en general culturales que se establecerían entre un ser cibernético con consciencia y un ser humano?

¿Qué papel cumplirían las emociones y sentimientos de un ente de naturaleza informática o cibernética?

¿Somos seres programados, en el sentido de que procedemos de un tiempo, espacio y contexto específico?

¿El reconocimiento de la realidad de un androide con tecnología avanzada es diferente y/o superior a la humana? ¿Por qué?

¿Se puede simular la capacidad de engañar? ¿Por qué y cómo?

¿Cómo considera usted que un ente cibernético pueda adquirir consciencia?

Conduce Lina Rachen, Julián Veloza y Alejandro Montaño