American football player catching ball against black background

El Super Bowl se ha convertido en un fenómeno mundial, más que la final de un juego deportivo, es el marketing, las ventas, los comerciales, y el espectáculo de medio tiempo, lo que han hecho del fútbol americano un fenómeno en en Colombia.

El primer Super Bowl se llevó a cabo en 1967 en el estadio Memorial Coliseum en Los Ángeles, California, entre los equipos Green Bay Packers, representando a la NFL y los Kansas City Chiefs de la AFL. Cerca de 62 mil personas asistieron al partido.



El trofeo que se le entrega al ganador del campeonato se llama Vince Lombardi, creado por Tiffany & Co., está valorado en $25,000 dólares y representa un balón de tamaño natural en posición de ser pateado. Está hecho íntegramente de plata y tiene 56 centímetros de altura y 3.2 kilogramos de peso. Se requieren aproximadamente 4 meses y 72 horas/hombre para elaborarlo.

Además, la NFL asignó para este año un total de 47,4 millones de dólares en premios para distribuirse entre los jugadores de todos los equipos clasificados a la post temporada del fútbol americano. Es decir que cada jugador que empezó la post temporada de la NFL, con los cuartos de final de cada división, se embolsó 28 mil dólares. Los integrantes del equipo ganador se llevaron 124 mil dólares más, mientras que los subcampeones 62 mil.

Hacia el 2006 aproximadamente, un grupo de amigos gomosos tanto en Bogotá como en Medellín y Cali se reunían en las canchas y empezaron a jugar fútbol americano, a raíz de eso fueron creando ellos sus propias delegaciones y a formar un torneo


Jaime Bedoya, coordinador de Deportes de Bienestar Institucional de UNIMINUTO Seccional Antioquia-Chocó, habló en la Voz de la U sobre cómo este deporte llegó a Colombia:“el fútbol americano arranca en forma muy tímida en nuestro país, aún continúa siendo un poco tímido, pero ya oficialmente hacia el año 2008 se crea la Federación de Fútbol Americano en el país, FECOFA. Hacia el 2006 aproximadamente, un grupo de amigos gomosos tanto en Bogotá como en Medellín y Cali se reunían en las canchas y empezaron a jugar fútbol americano, a raíz de eso fueron creando ellos sus propias delegaciones y a formar un torneo”.

Los deportistas colombianos logran destacarse a nivel mundial por su disciplina y buen desempeño, este camino lo han tomado los integrantes de los equipos más representativos de este deporte en el país como lo son los Hunters de Medellín, Broncos de Bello, y los Pumas de Bogotá, que se suman a otros 15 equipos de fútbol americano nacientes en el país. De esta manera se abren paso en un deporte extranjero que poco a poco se posiciona en todo el mundo gracias a sus estrategias comerciales.