El Papa Francisco encabeza la procesión de Vía Crucis durante las celebraciones del Viernes Santo en el Coliseo de Roma, Roma, Italia, 19 de abril de 2019. REUTERS / Remo Casilli

Posterior al encuentro que tuvo el Santo Padre con los representantes amazónicos de la Iglesia Católica, hoy se dio a conocer la exhortación episcopal a modo de conclusiones que el Obispo de Roma realizó sobre el evento y la presencia del catolicismo en esta zona del continente suramericano.

En este documento, el papa Francisco rechaza de tajo la proposición que muchos diáconos amazónicos le presentaron, de permitir que miembros ya casados de la comunidad laica pudiesen ser ordenados como sacerdotes e impartir la Eucaristía, ante la ausencia de presbíteros para esta región del continente que Colombia comparte con Brasil, Perú, Venezuela, Ecuador, Bolivia, las Guyanas y Surinam.



“Se necesitan sacerdotes, pero esto no excluye que ordinariamente los diáconos permanentes –que deberían ser muchos más en la Amazonía–, las religiosas y los mismos laicos asuman responsabilidades importantes para el crecimiento de las comunidades”, cita el documento, destacando la importancia del sacerdocio como fuente fundamental de la fe católica.

Ante la ausencia de representantes católicos directos, Francisco hizo un llamado a todos los obispados del mundo, con especial énfasis en los de Latinoamérica, a que no solamente dirijan sus oraciones en pro de las vocaciones sacerdotales, sino que también ilustren a los misioneros y futuros miembros de la Iglesia a que consideren su servicio en la Amazonia.

También destacó el papel evangelizador y formador de la mujer católica en la Amazonia, exhortando a que ellas tengan mayor participación dentro de la Iglesia, aunque descartó la posibilidad de que puedan también ejercer el sacerdocio u otras actividades clericales.