Imagen tomada de Instagram de Daniel Tabares

Las artes marciales tienen como objetivo no sólo el defenderse o someter físicamente, sino alcanzar la superación y el crecimiento personal.

Una vez más, a los micrófonos de Hora Ciudad llegan expertos de artes marciales, un deporte que aún no toma toda su fuerza en Colombia, pero sus practicantes se convierten hoy en una de las mejores representaciones del país en el exterior, y en esta oportunidad, las experiencias que se dieron a conocer no solo fue del amigo de la casa Daniel Tabares, sino de sus colegas españoles Ignacio Serapio y José Marín.

Banquete del Millón 2019

Ignacio Serapio, director y  fundador de la revista Dragons, nueve veces campeón del mundo y 23 veces campeón de España de artes marciales open, inició a los 11 años de edad esta trayectoria, de niño quería ser un ninja porque era lo más parecido a los héroes, y así fue como empezó su afición y con el paso de los años, se ha convertido en uno de los íconos de este deporte.

Para él, las artes marciales son el arte de la superación, ha practicado las artes marciales modernas y tradicionales, y considera que el objetivo de este ejercicio por esencia es ser mejor cada día.

Por otra parte, José Marín, es director  de la Escuela Bugenki Dojo, Campeón Mundial, experto en Kenjutsu e iaido, (estilos japoneses) y cinturón  negro 6º Dan, se ha desempeñado como  actor, productor organizador y  fundador del torneo internacional de la batalla de Toledo, inició su carrera los 18 años con el servicio militar y viendo películas de acción, desde entonces ha participado en series y películas haciendo de especialista y con coreografías de lucha.

Para José Marín, la batalla de Toledo busca unificar todas las escuelas para que puedan competir y puedan conocerse, cambiar técnicas y su manera de trabajar, donde se combinen los estilos, y hoy por hoy es uno de los más importantes de España, resalta que espera poder llevar a cabo estos procesos en Colombia.

Y por último, Daniel Tabares, inició desde los ocho años de edad, también tenía la idea de ser ninja y se inspiraba por la serie “Kamui, el ninja desertor” así fue como dio inicio a su carrera en las artes marciales, y conforme ha pasado el tiempo, ha ido compitiendo en diferentes torneos, ahora es el representante de la federación Kempo colombiana, para su colegas, él se ha convertido en el miembro de la fama del salón de las artes marciales de España  y es un ícono no solo colombiano, sino latinoamericano.

Redactado por: Emily Moreno