Foto Tomada de: Revista Semana

El problema que está viviendo la población de los Llanos Orientales ante la interrupción a la altura del km 58, nos hace cuestionar, cómo una obra que se inició en 1994 y que prometía tener a los bogotanos en 90 minutos en Villavicencio y de igual manera a los llaneros en el mismo tiempo en la capital, no ha finalizado.

Esta obra, que abriría un gran mercado para los productos agrícolas y ganaderos de los Llanos Orientales, (de aquella riqueza inmensa de estos lugares), y que provocaría una conexión directa con la capital, que de igual manera permitiría a Villavicencio y a su entorno ser beneficiario de los avances tecnológicos y de infraestructura de la capital, hace cuestionarse ¿qué pasó?.

IR AL ESPECIAL

Podcast del Bicentenario

Un recorrido radial para la gesta libertadora.

Veinticinco años se cumplen de este suceso y tenemos lo siguiente:

Un concesionario “Coviandes” muy conocido en Colombia, el cual declara que su contrato simplemente es para el mantenimiento de la carretera, es decir de la cinta asfáltica, y que nada tiene que ver con el entorno. Por lo tanto la responsabilidad de los múltiples derrumbes tienen que ser que el estado, eso quiere decir que nosotros con nuestros impuestos paguemos otros 150 mil millones que se requieren para por lo menos habilitar la vía en un plazo de tres meses.

¿Quién es Coviandes? 


Coviandes es de los grandes concesionarios de infraestructura que han estado ultimamente mencionados al rededor de el escándalo de Odebrecht, porque son también concesionarios de la Ruta del Sol, la misma está tocada por tantos temas de corrupción y de platas “raras”.

El propietario y mayorista de Coviandes es Luis Carlos Sarmiento Angulo, el mayor banquero de Colombia, dueño del grupo financiero que, a su vez, tiene una de sus subsidiarias para trabajar los temas de infraestructura.

Se calcula que se han invertido durante estos 25 años, 8 billones de pesos en habilitar esta vía que al principio, recién fue entregada, parecía una gran obra de infraestructura, con numerosos túneles que nos permiten atravesar la cordillera oriental de Bogotá a Villavicencio.

Muy pronto comenzaron aparecer sitios por los que no podía transitarse normalmente porque si había lluvias se venía abajo la montaña. También nos encontramos con que los peajes eran sumamente elevados. Con esto nos preguntamos: ¿por qué, cuándo ocurre un desbarrancamiento como estos en los km 57, km 58, km 70, no se pueden reparar rápidamente y habilitar la vía?.

Ante este planteamiento existen varias razones: 

Inicialmente es porque no hubo suficientes estudios sobre la montaña que se iba atravesar, resulta que esta parte de la cordillera oriental es una montaña relativamente joven, debe tener unos 100 millones de años.

Esto en la geología es un breve lapso, que hace que la montaña no sea suficientemente madura y tenga tendencia a fracturarse, así que cuando cae agua y la absorbe, se crean los derrumbes.

Antes de iniciar el proceso de la carretera en el año 1994, ya había sucedido una tragedia en Quebrada Blanca que trajo cientos de muertos y el aplastamiento de un pueblo. Se pensaba que con esta obra se iba a resolver el problema, pero no.

Aparte de la falta de estudios geológicos sobre el suelo, también influyó la construcción de infraestructura bajo un modelo neoliberal, el cual le ha otorgado a los grupos financieros la potestad de controlar la vida entera incluyendo la infraestructura colombiana en caso de nuestro país.

Por lo tanto, los cálculos que hacen los financistas no es cuánto me va a durar la carretera, no es qué cantidad de problemas tendré que sortear, sino si puedo o no puedo mantener o elevar la tasa de ganancia, con ese criterio no nos está saliendo bien en ninguno de los aspectos de la vida de los colombianos, igual sucede con la agricultura, con el petróleo.

Si el único criterio es este, estamos realmente enredados porque se pretende que obras tan gigantescas sirvan principalmente a los grandes financieros.

Por otro lado se generan las preguntas:

¿Qué sucede con nuestra ingeniería colombiana?

¿Por qué se están derrumbando las carreteras y los edificios?

¿Por qué cayó el puente Chirajara?

¿Por qué un puente quedó como un acordeón?

¿Por qué el edificio Space en Medellín se cayó y tuvieron que demoler otros?.

Simplemente porque para rebajar costos se compran materiales de baja calidad.

Ademas, la corrupción también campea en este medio. Contrario a la promesa que hizo el neoliberalismo “de que la empresa privada iba a ser eficiente y transparente”, pues ha terminado peor a cuando esto lo gobernaba el Estado.

Por lo tanto, estas son cosas vitales del pueblo colombiano que deberían ser sumamente reguladas, vigiladas, controladas y por qué no, revertir al Estado.

Hoy, ¿quién va a pagar los daños causados a tanta gente en los Llanos Orientales quienes perdieron su temporada turística y que están apunto de quebrar? ¿Quién va a pagarle a los colombianos la subida del costo de los alimentos que vienen del Llano porque el costo de los fletes se han triplicado por 3 para traerlos por las trochas y las vías alternas bastantes deterioradas? ¿Quién le paga a los campesinos el que se quede con sus cosechas?.

Hay muchas preguntas y muy pocas respuestas, porque el Estado no ha sido lo suficientemente eficiente.

hoy por fin se reunieron en un consejo extraordinario de ministros en el Llano que tuvo que esperar que el presidente Duque regresara de su décimo séptimo viaje internacional, quien hizo esperar una respuesta oportuna a este grave problema como otros tantos que tiene el país.

Óscar Useche

Doctor en Paz Conflictos y Democracia, de la Universidad de Granada (España), Magíster en Investigación Social Interdisciplinaria, Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Economista, Universidad Autónoma de Colombia. Docente investigador y director del Instituto de Noviolencia y Acción Ciudadana por la Paz  INNOVAPAZ de UNIMINUTO.


Ficha de búsqueda
[Opinión] 25 años de un vía que parece no ver la luz al final del túnel
Nombre del artículo
[Opinión] 25 años de un vía que parece no ver la luz al final del túnel
Descripción
Diferentes acontecimientos han afectado la construcción de esta vía, la cual inició hace 25 años, la corrupción y la mala infraestructura parecen no caducar.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo