Foto: Conciliation Resources

A mediados de los años sesenta, se crearon en Colombia dos de las guerrillas más antiguas del continente: las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Con el Proceso de Paz llevado a cabo entre la guerrilla de las FARC y el Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, se logró desmovilizar este  grupo guerrillero. Con esto se creía que, si bien hasta el momento sólo se trataba de la desarticulación de un poco más de 6 mil guerrilleros, si era un paso fundamental para dar por terminado más de 50 años de conflicto armado con esta guerrilla.

Contrario a esos gritos de paz que se enarbolaron por ese entonces, y que hicieron pensar en una reconciliación colectiva, teniendo en cuenta que este ha sido el paso a seguir en algunos países alrededor del mundo, que decidieron abandonar los rifles y ataques entre Estado y subversivos, para sentarse a dialogar y poder encontrar, entre las divergencias, puntos de convergencias que lograron  desempantanar el arduo camino que significó hacer la paz en un país como Irlanda del Norte.

En Colombia, si bien son muchos los que acogieron con beneplácito lo que significó el Proceso de Paz con la guerrilla de las FARC, también son muchos los sectores políticos que al día de hoy siguen manifestando su férrea posición en contra de dicho proceso, argumentando que los mayores perpetradores de crímenes de lesa humanidad, al día de hoy, no han sido condenados y tampoco entregaron los bienes necesarios que posteriormente serían utilizados para reparar a las víctimas.

Para algunos expertos en el tema, el hecho registrado en las últimas horas en el departamento de La Guajira, pone de manifiesto lo difícil que será la implementación del Proceso de Paz. En este episodio resultaron heridos, Carlos Enrique González y Sandra Pusaina. Quien no contó con la misma suerte fue el pequeño Samuel David, quien a su corta edad (7 meses), falleció en el ataque perpetrado en contra de sus padres.

Desde noviembre de 2016 hasta junio de 2018, se había contabilizado algo más de 76 ex guerrilleros asesinados en 18 de los 32 departamentos del país. Según Luciano Marín (Iván Márquez), esta alarmante cifra debería prender las alarmas sobre los reiterados hechos de violencia en contra de los ex integrantes guerrilleros, quienes han reportado amenazas en su contra y en contra de sus familiares.

Según el Consejo Nacional de Reincorporación, los departamentos con mayor índice de asesinatos de ex combatientes guerrilleros son, Nariño con 20 asesinatos, Antioquia con 13 y Cauca con 10. Entre los principales grupos perpetradores de los continuos ataques, se cree que estarían grupos paramilitares, asesinos a sueldo, ELN y combatientes de las mismas FARC, que le dijeron no al Proceso de Paz con el Gobierno Nacional.

Ficha de búsqueda
Paz en Colombia, ¿una decisión de Gobierno?
Nombre del artículo
Paz en Colombia, ¿una decisión de Gobierno?
Descripción
Parece que los colombianos no estuvieran listos para avanzar hacia la consolidación de un país en paz. En las últimas horas se conoció la noticia de un ataque sicarial en contra de una pareja de excombatientes de la guerrilla de las FARC en el departamento de La Guajira.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo