Foto: Seguimiento.co

Si bien es cierto que tras la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno Nacional y la desmovilizada guerrilla de las FARC, el país experimentó un desescalamiento del conflicto armado, a raíz de la entrega de armas por parte de la guerrilla más antigua del continente americano, la situación actual por la que atraviesa el país no es para nada alentadora.

En lo corrido del año han sido amenazados 85 periodistas y tres fueron asesinados, según cifras de la FLIP (Fundación para la Libertad de Prensa). Ante el trabajo realizado por algunos periodistas en distintas regiones del país, denunciando hechos de violación de derechos humanos, asesinatos y desapariciones, como también la difícil situación por la que atraviesan los líderes sociales en sus comunidades, la denuncia de esos hechos ahora los ha puesto en el radar de los violentos.

En entrevista para UNIMINUTO Radio, Pedro Vaca, director de la FLIP, nos dio a conocer algunas pistas sobre las amenazas y asesinatos en contra de los comunicadores.

Según Vaca “Colombia sigue siendo un país en donde aún hay ataques contra la prensa. Si bien las cifras de letalidad no son tan altas como en el caso de los asesinatos en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos, si se han presenatado dos asesinatos en contra de comunicadores en lo corrido de este año. En Samaniego, departamento de Nariño, fue asesinado Libardo Montenegro y Mauricio Lezama, en el departamento de Arauca”.

En el caso de Libardo Montenegro, no solo se hiere a su familia y amigos, sino que se acaba con el debate democrático en la región, dado que en el municipio de Samaniego, a diferencia de ciudades como Bogotá en donde hay un gran número de medios de información, en esa jurisdicción solo se escucha una emisora del Ejército, una de la Policía y la única emisora local era manejada por Montenegro, el periodista asesinado

Los casos más recientes conocidos fueron las amenazas en contra de los reporteros: Fransuá Martínez (Blu Radio), Miguel Ángel Palta (90 Minutos) y Eduardo Manzano (Noticias Caracol). En el caso de Manzano. Según información de Reporteros Sin Fronteras, las amenazas en contra de los periodistas antes mencionados, se debe al cubrimiento que hicieron del corte del servicio eléctrico en los cultivos de marihuana en los municipios de Caloto, Corinto y Toribío en el departamento del Cauca, uno de los departamentos que sido noticia en distintos medios de información, a raíz del recrudecimiento de las acciones violentas en su territorio.

Hace poco se conocieron las amenazas en contra de otros comunicadores, esta vez en el departamento del Magdalena. Las amenazas en contra de los comunicadores fueron hechas por las Autodefensas Conquistadores de la Sierra Nevada, en la ciudad de Santa Marta. Los hechos tienen relación con los casos de los reporteros del departamento del Cauca: fueron amenazados por el cubrimiento de hechos violentos y por haber dado a conocer las amenazas en contra de las comunidades asentadas en el departamento.

México, al igual que Colombia, es otro país del continente en el cual los periodistas se han convertido en el centro de los ataques por parte de las cárteles del narcotráfico del país azteca. En lo corrido del año, 10 comunicadores han sido asesinados en ese país, y en la mayoría de los casos, los hechos obedecieron al mismo patrón y con el mismo fin: acallar el trabajo de los comunicadores que denuncian hechos de corrupción y las relaciones entre bandas criminales y funcionarios públicos.

En Colombia, a los asesinatos y amenazas en contra de periodistas se suman los asesinatos en contra de líderes sociales, hechos que se han vuelto repetitivos y aunque el país se ha movilizado exigiendo justicia y protección de los líderes y defensores de derechos humanos, aún no se ha logrado que el Estado realmente se comprometa con la defensa de esas personas.

Ficha de búsqueda
Periodismo en Colombia, entre amenazas y asesinatos
Nombre del artículo
Periodismo en Colombia, entre amenazas y asesinatos
Descripción
En lo corrido del año, 85 comunicadores han sido amenazados en distintas regiones del país, situación que preocupa a la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), entidad que registra y documenta los casos de violaciones contra la libertad de prensa en Colombia.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo