Escucha nuestras emisoras: 🔊 AUDIO EN VIVO |

Escucha nuestras emisoras: 🔊 BOGOTÁ 1430 AM | 🔊 TOLIMA 870 AM | 🔊 SOACHA | 🔊 NEIVA |

Personajes de pandemia: Alicia, la “reina de la empanada”

Fuimos hasta un rincón de Boyacá para conocer a una mujer de quien dicen que hace "las mejores empanadas del mundo".

María Alicia Molina González nació el 20 de diciembre de 1959 en Tunja, Boyacá, proviene de una familia humilde y trabajadora, su papá era conductor de bus y su “mamita que en paz descanse” (como dice ella), se dedicaba al hogar. María Alicia contrajo matrimonio con Daniel López cuando solo tenía 20 años, de esa relación nacieron tres hijos que algunas veces le ayudan con su trabajo. ¿Cuál es? Seguro el título del artículo ya les sugiere.

Aprendió sola a hacer empanadas y pasteles y por más de 30 años los vendió en un local de Duitama, Boyacá, Cuando alguien emprende un negocio, muchas veces lo que más resulta difícil es atraer a los clientes, pero no para Alicia, algo han de tener esas delicias gastronómicas que provocan adicción en los comensales.

- Patrocinado -


Pero la tempestad llegó a su familia cuando no le arrendaron más su local, pero Alicia no se rindió. “¡Si no puedo vender las empanadas desde un local, pues las vendo desde la casa!”, dijo. Y en esa nueva fase la acompañó una sobrina que desafortunadamente se aprovechó del conocimiento y la receta y después la desprestigió.

Después de estos problemas nació el negocio que le proporciona hoy en día más ingresos a la familia López Molina, ahora no solo vende en un local, cada casa es un local, y distribuye empanadas y pasteles a más de 12 tiendas en Duitama, de hecho la contrata más grande que tiene es con el local del Pueblito Boyacense del municipio.

Después de una jornada que empezó a las 3 de la mañana, así luce la vitrina antes de medio día.

La casa de Alicia queda en un primer piso, lo primero que se ve al entrar es el lugar donde se hace la magia; tiene una estufa, un mesón, un lavadero y una mesa para dejar el ají, los pasteles y las empanadas que están listas para la venta. El aroma de su hogar no es frutal, es de aceites grasos, carnes de res y pollo, es muy cálido y no porque la estufa esté prendida, sino porque hay humanidad de casa en el negocio familiar.

Estas son las empanadas de Alicia.

Alicia ha lidiado con todo tipo de dificultades a lo largo de su vida y si una traición no acabó con su negocio; una pandemia tampoco sería rival. Por culpa de la cuarentena extendida muchas cafeterías cerraron sus puertas y no volvieron abrir. Ese hecho afectó a Alicia económicamente, pues de los 12 locales con los que tenía contrata, ahora solo tres negocios le compran sus productos. 

El aislamiento obligatorio provocó que los clientes y las ventas disminuyeran, pero Alicia mantuvo su positivismo aún cuando todo parecía incierto, y aún con su corazón arrugado consoló a su familia y les advirtió que todo mejoraría. Y así fue, ella sacó una vitrina a la puerta de la casa y comenzó a vender empanadas a las pocas personas que por ahí pasaban. “En esos momentos Duitama parecía la ciudad fantasma”, confirma.

¿Por qué sacaron una vitrina para vender empanadas? En esta nota de voz Alicia nos responde

El horario que maneja la familia López Molina es extenso, se levantan a las 3 de la mañana para moler yuca y  hacer masa de empanadas. Alicia y su hija menor, Daniela; amasan, rellenan y fritan esos exquisito bocados. Luego Daniela se pone su traje de bioseguridad con tapabocas para la venta puerta a puerta en el pueblo. Mientras tanto en la casa cuelgan un letrero con la oferta de productos del día. A las 11 am todo se ha vendido.

Morder esas empanadas crujientes es una fiesta de sabores en el paladar, la experiencia evoca escenas como la de la película de Ratatouille cuando Anton Ego prueba la receta de Remy. Son tan deliciosas que un cliente se refiere al sabor como “un orgasmo culinario, y si uno pasa por la vitrina, percibe el aroma, y no prueba una empanada, te ganas un gastritis”.

Jaime, es el hermano menor de Alicia y afirma que ella es una persona humilde y noble, alguien con quien se puede contar en las buenas y en las malas. Él manifiesta que luego de montar bicicleta por más de dos horas, una empanada de su hermana le hace a su cuerpo lo mismo que las espinacas a Popeye el marino.

Si usted es un invitado de Alicia, apenas entre a la casa de ella, lo recibirán con empanadas, pasteles, salsas y ají, porque empanada sin ají es igual que comer frijoles sin arroz. Aunque muchos han intentado imitar la comida de ella, a nadie le queda igual, pues su ingrediente no tan secreto es el amor, pero como el amor de Alicia y sus empanadas ninguna.

Lo más leído

Los asuntos prioritarios que debería contemplar el POT en temas de movilidad

El diseño e implementación del POT debe tener en cuenta a la movilidad, porque es un factor clave en las prácticas ciudadanas.

¿El algoritmo de Twitter es racista?

Varios usuarios han realizado diversos experimentos para comprobarlo.

Descubren un exoplaneta de tamaño similar a la Tierra

Tarda 3,14 días en dar una vuelta completa alrededor de su propia estrella.

Noticias recientes

Salud mental y bienestar, nuestra calidad de vida

La salud mental es parte fundamental e integral de una buena salud. Durante el aislamiento social, a causa de la pandemia, ha aumentado la importancia que debe darse a trastornos como depresión, ansiedad, estrés o problemas de sueño.

Un momento con La Palabra de Dios

Lectura del santo evangelio según san Lucas 9,7-9: En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que...

¡Parchémonos con los panas!

¡Párchemonos con los panas! - ¿La diferencia está en la forma de decirlo?  es una serie de spots radiales producida por estudiantes...

Ver a Dios en el prójimo con sencillez, empatía y honestidad

La caridad se confunde muchas veces con el dar esperando un reconocimiento, con el trabajo de una ONG, y la verdadera caridad...