Foto: Universidad Sergio Arboleda

Según la Confederación Venezolana de Industrias, las principales empresas instaladas en ese país, sólo han utilizado en lo corrido del año el 19% de su capacidad productiva.

Según la entidad, cerca del 80% de las industrias venezolanas registraron su producción a la baja, a ello se suma las dificultades que deben sortear para adquirir las materias primas utilizadas en la fabricación de bienes y servicios.



 Para los industriales, la poca demanda relacionada con la adquisición de sus productos, como también el bajo salario que actualmente equivale a 3 dólares mensuales en Venezuela, han contribuido en agudizar aún más la difícil situación de los principales empresarios.

La situación parece empeorar, a medida que Estados Unidos endurece las medidas adoptadas por Donald Trump. Hace apenas unos días, el mandatario estadounidense, reveló su intención de someter al vecino país a un bloqueo naval y una cuarentena, todo con el propósito de forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.

 A la difícil situación de las empresas venezolanas se suman: la renuncia y pérdida de su personal calificado y la incertidumbre económica del país que finalmente termina sepultando los negocios y relaciones comerciales con otras naciones.

Venezuela, es el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, no obstante, la crisis humanitaria por la que actualmente atraviesa, ha llevado al país a  una crisis económica, tanto así que según la Organización de Naciones Unidas, aseguró que una de cada cuatro personas necesita asistencia humanitaria.

Un ejemplo de la crisis por la que atraviesan las compañías venezolanas, es la empresa cervecera Polar, que en muchas ocasiones ha cancelado su producción por no encontrar los insumos en Venezuela, recurriendo a importaciones que acarrean mayores gastos en la producción.

Por ahora, el naufragio de la economía venezolana parece no contar con un salvavidas a la vista, que le permita solucionar la actual situación y ha futuro regresar al grupo de naciones petroleras consideradas como las más ricas del planeta.