Financial document in laptop on background of three business partners interacting

El Acuerdo de Paz entre el gobierno de Colombia y el grupo guerrillero FARC, representa cambios en la reconstrucción del tejido social y el desarrollo del país. Adicionalmente, es un hito tan importante que tiene repercusiones en diversos sectores, incluyendo el económico. Durante los cuatro años negociación en La Habana, el mercado accionario de la Bolsa de Valores de Colombia se vio afectado en varios frentes.

Dentro de las oportunidades que se abrieron luego de la firma del acuerdo, se puede destacar, por ejemplo, que la empresa privada está llegando a los municipios históricamente afectados por el conflicto. 344 municipios fueron escogidos para que 407 empresas se crearán en sectores como el de agricultura, alimentos, materias primas agropecuarias, y transporte de carga.  Según uno de los balances del Gobierno publicado el año pasado, se han salvado más de 3.000 vidas desde que se pactó el cese al fuego bilateral y se firmó el Acuerdo de Paz en el 2016. El desarme permitió que llegaran más de 345 mil miembros de la Fuerza Pública a 652 municipios priorizados.

John Fredy Escobar Gómez, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Corporación Universitaria Minutos de Dios Seccional Antioquia –Chocó, habló en La Voz de la U, sobre las generalidades de los indicadores económicos y explicó el alcance de una investigación realizada sobre las incidencias del proceso de paz en el mercado accionario de la Bolsa de Valores de Colombia entre el 2012 y 2016.   “Los indicadores básicamente son el reflejo de la economía de un país y sobre esos indicadores entran a mirar cómo ha sido el comportamiento de la bolsa, de las divisas, de importaciones, de exportaciones, del producto interno bruto. En fin, sobre muchos aspectos que de alguna u otra manera marcan tendencias sobre lo que es la economía de un país”.

En cuanto a la investigación desarrollada por los integrantes del semillero que el docente lidera, se refirió a las conclusiones, sobre todo, resaltando el provecho del fin del conflicto armado, “llegar a una negociación en un acuerdo de paz son ventajas no solamente para el país, sino para los ciudadanos y para todos los países que son cercanos a este. El costo de la guerra es muy alto, es mejor vivir en un escenario de paz porque hay más inversión, hay más confianza, más tranquilidad y gradualmente la economía se va recuperando”.

Abordar este tipo de perspectivas es interesante, tanto en el ejercicio académico como en el ejercicio cívico, comprobando con estudios científicos las posibilidades de crecimiento que ofrece dejar de lado la guerra y comenzar con la construcción del cambio, para vivir en un país más equitativo y tolerante.

El costo de la guerra es muy alto, es mejor vivir en un escenario de paz porque hay más inversión, hay más confianza, más tranquilidad y gradualmente la economía se va recuperando”.