Foto: Revista Semana

Tras la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y la desmovilizada guerrilla de las FARC, los habitantes del departamento del Cauca, guardaban la esperanza de gozar de paz en sus territorios, así como también, recuperar los territorios que la guerra les había quitado.

Sin embargo, esa ilusión parece estar lejos de concretarse. Con la desmovilización de las FARC, los territorios dejados por esa guerrilla, pasaron a manos de los nuevos grupos que han surgido en la zona, a ello se suman, el auge de la minería ilegal, la cual está íntimamente ligada a la economía de los nuevos grupos ilegales y el abandono del Estado hacia los líderes sociales y defensores de derechos humanos, quienes en su afán de recuperar sus tierras, ahora resultan incluso perdiendo la vida a manos de los violentos.

El narcotráfico en esa importante región del país, es otra de las aristas que juega en contra de las comunidades de la zona, debido a que ese territorio cuanta con algunas ventajas que lo han convertido en un corredor fundamental, que permite exportar gran parte de la cocaína que producen las bandas destinadas al narcotráfico.

El pasado mes de abril, la lideresa social por ese departamento, Francia Márquez, fue víctima de un atentado en su contra cuando se encontraba en un acto público en el municipio de Santander de Quilichao, por defender su comunidad de la minería ilegal.

Hace apenas unos días el líder social por ese departamento, Lisifrey Ararat, dio a conocer la encrucijada de otros compañeros que al igual que él, no saben qué hacer; si defender los procesos comunitarios o proteger a sus familias, y esa protección de sus familias atraviesa por renunciar a la defensa de sus territorios.

Según Ararat, desde hace unos días han venido recibiendo amenazas de muerte por parte de los violentos en la zona, quienes al parecer, estarían molestos con la defensa de los territorios y la protección del medio ambiente que las organizaciones sociales adelantan en el departamento.

“Es reiterativa la situación por las que atraviesan varios líderes sociales del departamento, pero aún así no nos callan, antes por el contrario, nuestra voz se eleva más fuerte”, afirmó la lideresa Francia Márquez.

La grave situación de inseguridad por la que atraviesan los líderes sociales en el país, se agudizan aún más, teniendo en cuenta que Colombia, está ad portas de un proceso electoral en el cual se eligen alcaldes, gobernadores, concejales, ediles y demás.

Ayer, el presidente Iván Duque, afirmó que el Estado no cuenta con la capacidad para garantizar la seguridad de todos los líderes sociales con los que cuenta el país, argumentando que “es difícil protegerlos a los más de siete millones de líderes sociales que hay en el país”.

Según datos de la Defensoría del Pueblo, tras la firma del Acuerdo de Paz en 2016, se han asesinado 462 líderes sociales y por ahora el Gobierno Nacional sólo se compromete con mejorar las medidas de protección, así como también, implementar acciones rápidas en algunos casos específicos.

Ficha de búsqueda
La encrucijada de los líderes sociales en el Cauca
Nombre del artículo
La encrucijada de los líderes sociales en el Cauca
Descripción
Ese departamento es considerado como uno de los más peligrosos para la defensa del territorio, así como también para la integridad de los líderes sociales.
Autor
UNIMINUTO Radio
UNIMINUTO Radio
Publisher Logo