La capacidad de memorizar es indispensable para un desarrollo físico y emocional óptimo en los seres humanos. Si no se contara con la posibilidad de recordar, cada día sería un nacimiento nuevo donde el individuo aprendería cosas que olvidaría al día siguiente, siendo solo un ser humano que memoriza a corto plazo para subsistir en el presente.

La memoria es tan importante que por eso los investigadores luchan con esfuerzo para poder encontrar un remedio contra la enfermedad conocida como “el mal del olvido”, es decir, el alzhéimer, una condición que afecta especialmente a las personas de la tercera edad, quienes van perdiendo la noción sobre la realidad.

José Filadelfo Castilla, docente de Psicología de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Corporación Universitaria Minuto de Dios Seccional Antioquia – Chocó, habló en La Voz de la U sobre por qué la memoria falla, explicando el proceso interno que realiza el cuerpo humano para recordar, este va desde los quehaceres cotidianos, como alimentarse, hasta el aprendizaje de nuevos conceptos.

AutopautaEstrenol

“Hay muchos casos por los cuales la memoria falla, cuando se trata de una situación normal es porque de alguna manera dejamos de interactuar con esa información que queremos recordar, porque no la repetimos, y no la intentamos retener. Por otro lado, tiene que ver también con enfermedades o patologías”, comentó el invitado en La Voz de la U.

Se podría decir entonces, que la memoria es el núcleo en la cotidianidad del ser humano, porque puede ser vista como un mecanismo que permite la supervivencia en las diferentes etapas de la vida. A su vez, es aliada del sistema nervioso ya que para recordar, lo ideal es conectarse emocionalmente con las características de aquella situación que se quiere tener presente.

“Hay muchos casos por el cual la memoria falla, cuando se trata de una situación normal es porque de alguna manera dejamos de interactuar con esa información que queremos recordar, porque no la repetimos, y no la intentamos retener

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo