El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, reconoció que el Gobierno no tiene certeza sobre las causas del desempleo y de las medidas que se debe tomar para corregirlo.

Sin embargo, dijo que está a la espera de los resultados que arroje el estudio que está haciendo el Banco de la República en esta materia con el fin de identificar y encontrar medidas que permitan reducir las crecientes cifras de desempleo.

“La preocupación es enorme. Los números son muy regulares en el mercado laboral y hemos visto con mucha alerta cómo está bajando la tasa global de participación, es decir, hay menos personas buscando trabajo o trabajando de las que había hace un año, y no obstante, la tasa tiene números malos”, sostuvo Carrasquilla.

Además agregó que “sería irresponsable salir a hacer señalamientos cuando no soy un experto en el tema laboral. Creo que la migración ha tenido algún impacto, pero un mayor crecimiento del PIB podría ayudar el indicador. El crecimiento económico es una condición necesaria pero no suficiente para mejorar el empleo”.

Por su parte, el gerente del Banco de la República, Juan Jose Echavarría, enfatizó que la masiva migración de venezolanos no es la principal razón de que las cifras de desempleo vayan en aumento.

La oferta laboral está disminuyendo, hay problemas de crecimiento y creación de las empresas. Esto, sin duda alguna, está afectando el mercado laboral en el país” aseguró

Cabe mencionar que la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo), se mostró optimista frente a la disminución del desempleo en el segundo semestre del año, tras considerar que este indicador empezará a disminuir, aunque se mantendrá en dos dígitos. 

El centro de estudios económicos prevé que el indicador disminuya a niveles del 10,1%, en diciembre del presente año, desde el 10,5 % que se ha venido registrando en promedio desde el pasado mes de febrero.

Para el director de la entidad, Luis Fernando Mejía, la disminución en la tasa del desempleo se explicaría principalmente por una aceleración en la economía del país, que se evidenciará durante los próximos dos trimestres del año.