FOTO: Pulzo

Este domingo iniciaron los entrenamientos militares en Venezuela, los que, según su presidente, Nicolás Maduro, son los más importantes de la historia de ese país. Anunció que armará a la población civil en los barrios para que defiendan el espacio aéreo.

“Miles y miles de igla (misiles de origen ruso) en manos del pueblo para la defensa antiaérea, antimilística para hacer de nuestras ciudades y pueblos, lugares inexpugnables por aire” señaló Maduro.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

Estos misiles de los que habla el mandatario pueden ser transportados y disparados por un solo hombre. El chavista aseguró que ya se ha entrenado a más de cinco mil milicianos para su uso. Esto sin duda le costaría a Venezuela más de 450 millones de dólares.

Es importante mencionar que cada igla tiene un alcance de hasta 6 kilómetros y una velocidad de 1.440 kilómetros por hora, según la demostración que hicieron milicianos en el fuerte Guaicaipuro el XXX del país.

“Vamos a continuar con la inversión suficiente, para que Venezuela tenga su sistema de defensa antiaéreo bien establecido”.

Por otro lado, el mandatario anunció el envío de un poco más de 700 policías a la frontera con Colombia, para impedir el ingreso de ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos, ayuda que rechaza al considerarla el inicio de una intervención militar.

Maduro, quien niega que exista una “crisis humanitaria”, culpa de la escasez de medicamentos y alimentos al país norteamericano.

Cabe recordar que la ayuda humanitaria enviada por EE.UU. a Venezuela, se encuentra represada en un centro de acopio en la ciudad de Cúcuta, Colombia, desde el pasado jueves, pues cerca del puente fronterizo, se encuentran militares venezolanos impidiendo el paso.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo