Foto: Prensa representante Inti Asprilla

El debate de control político al ministro de Defensa, Guillermo Botero; la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y a William Salamanca, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional. El debate fue citado por la Comisión I de la Cámara de Representantes y estuvo acompañado por empanadas y gaseosa, este curioso episodio tuvo como justificación la cuestionada implementación del Código Nacional de Convivencia.

Según el representante citante, Harry González el 75% de la población colombiana empleada son vendedores informales y según la OIT, Colombia es el país con mayor informalidad en el mundo.

El ministro de Defensa quien en otras entrevistas ha señalado que el tema suscitado por las empanadas es un tema menor y al que no se le debe prestar tanta atención, en contraste con el creciente asesinato de Policías, indicó que los vendedores formales se están viendo afectados por la invasión al mercado de los vendedores informales.

AutopautaInscríbete en Expolaboral

Para González, el señalamiento de Botero es incorrecto, pues aunque son temas  relevantes, son inequiparables. “A las personas no se les puede enviar un mensaje como que dejen de ganarse el dinero y vayan a robar”, afirmó el congresista.

Si bien el Código ha logrado avances como regular los colados de Transmilenio, la empanada de 800 mil pesos es la excepción, agregó el representante por el departamento del Caquetá, quien hizo énfasis en la particular sanción, e interpeló al ministro de Defensa, ya que en la temporada taurina no se sancionó el consumo de bebidas alcohólicas, aún cuando estaba prohibido. Temporada taurina a la que el ministro se le vio como asistente.

Según el liberal hay un afán por conseguir dinero con estos comparendos, ya que a la Policía no le interesa educar sino recibir dinero. “¿Cómo es posible que se les este echando cloro a las empanadas?, ¿cómo es posible que se lastimen a menores de edad por defender las ventas informales?, ¿por qué se multa a una persona por correr?”, preguntó González a los citados.

La Fundación Ideas Para la Paz, registró que el 44% sanciones terminan en multas. Hasta para una estudiante de arquitectura que rondaba el Palacio de Justicia, fue multada por portar un cuchillo y un bisturí que llevaba consigo como herramientas de trabajo, necesarias para su formación académica. Y aunque el procurador ya ha señalado que el Código se está mal implementando, esto no se ha regulado.

Para el representante por la Alianza Verde Inti Asprilla, dijo que en medio de una política segregacionista, no respetar los derechos construye el camino para el autoritarismo, y agregó que “seguir las órdenes de un mal dirigente como Peñalosa no es malo para si misma, la afectación es para los policías de base”.

La Ley no es lo que usted quiere que sea, le reiteró el congresista Asprilla al ministro Botero, pues según insistió el Código se está aplicando como a él le está pareciendo. El representante explicó que hasta para los mismos policías es penoso tener que quitarle los medios de trabajo, a una señora mayor, a una persona en condición de discapacidad. “Cuando a usted le quitan algo y no sabe donde reclamarlo, eso se llama robo, no hay otra palabra”, agregó el vicepresidente de la cámara de representantes.

El ministro Guillermo Botero, explicó que los hechos vividos recientemente fueron en contra del alcalde Local, pues él no ha ejercido su labor de la forma correcta. “Nunca hemos querido afectar a los vendedores estacionarios, sino es un llamado a cumplir la ley”, agregó. Además dijo que ellos no han aplicado multas sino comparendos que son mecanismos totalmente diferentes. Aunque a todos los asistentes se les ofreció una empanada, el ministro Botero se negó a recibir el alimento.

William Rene Salamanca mayor General y Director de Seguridad Ciudadanía de la Policía Nacional, representó a la institución durante el debate. El director expresó la intención de que la Policía sea día a día más transparente.

“El país necesita fortalecer la legalidad” dijo la citada ministra del Interior Nancy Patricia Gutierrez y agregó que hay que fortalecer el respeto hacia los demás y hacia la ley, garantizando el trabajo legal para los vendedores informales.

“Hay que garantizar los mínimos vitales de las personas, no es favorecer la ocupación del espacio público, pero si garantizar el trabajo de los vendedores informales” aseguró durante el debate el representante Jorge Eliécer Tamayo del partido de la U.

El representante John Jairo Hoyos del departamento del Valle del Cauca, pidió ante la Comisión que el ministro de Defensa se aparte del caso y se designe un funcionario ad hoc para que se haga cargo del tema, así como crear una comisión que haga seguimiento al tema de los abusos cometidos por la Institución.

A la solicitud se unió la represente Ángela Robledo, quien indicó que el ministro al ser el anterior presidente de FENALCO y sus pasadas aseveraciones en contra de los vendedores informales, debe declararse como impedido frente al tema.

“Si no queremos vendedores ambulantes deberíamos estar discutiendo, y esforzándonos en que el Plan Nacional de Desarrollo se garantice que estas personas no tengan que hacer uso de esta modalidad de trabajo” apuntó el representante atlanticense César Lorduy.

El debate terminó con la solicitud por parte de los congresistas, de revisar el articulado del Código de Convivencia, que por estos días ha sido motivo de polémicas por las multas que se han interpuesto a los ciudadanos. El articulado del Código ya fue demandado por el representante Asprilla.

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo