Tomada de: EFEverde

Las comunidades que se han visto afectadas por Hidroituango, exigen que ser escuchados por el Gobierno.

Ante la preocupación ambiental y ecológica que ha generado el megaproyecto Hidroituango, por la disminución constante del caudal del Río Cauca y el represamiento de sus aguas, las comunidades que viven alrededor de los siete departamentos por donde hace su trayecto, se vean afectadas por no poder realizar sus actividades productivas como: la pesca, la minería y la agricultura.

AutopautaVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo

Atemorizados se encuentran los habitantes por los daños irreparables, como el posible desbordamiento de la represa, la descomposición de plantas que su función principal es oxigenar el agua, los sedimentos, nutrientes que quedan contenidos, afectando no solo la biodiversidad del río, sino también agotando el sustento de más de 300 mil familias.

Ante esta problemática, se da la articulación de comunidades afectadas como Ríos Vivos Antioquia, representado por Isabel Cristina Zuleta y en compañía de William Gutiérrez pescador y presidente de los Mineros y Pesqueros de Puerto Valdivia – AMPA, por eso convocaron para el jueves 14 de febrero de 2019 una marcha en más de 17 municipios nivel nacional por la protección ambiental, desmantelamiento de la represa y el derecho a una vida digna.

“No he podido dormir pensando en qué le va a decir el director nacional de pescadores a Empresa Públicas de Medellín (EPM) el jueves que se van a reunir. Nunca no han invitado y no piden las opiniones de la comunidad”, dice William Gutiérrez.

Redactado por: Alejandra González

PublicidadVamos a la FilBo 2019 con Rafael Pombo